Humor Risk Humor Risk

Álbumes

Cass McCombs Cass McCombsHumor Risk

6.9 / 10

DOMINO RECORDS

Hay que admitir que el penúltimo álbum de Cass McCombs, “Wit’s End”, publicado no hace ni siete meses, no entraba entre lo mejor de una trayectoria que se extiende más allá de su obra maestra, “Catacombs”. Pero muchos encontrarán entre ese cancionero depresivo y desconsolante algunas de las mejores composiciones de su discografía. De hecho, le servía en cierto punto para recluirse musicalmente después del éxito cosechado con su predecesor. Así que tras este trabajo y la consecuente gira (que, por cierto, a su paso por Barcelona en mayo sólo rescató dos cortes del LP que entonces presentaba), lo lógico hubiese sido pensar que el californiano se encerraría durante un buen tiempo porque, después de haberse bañado en las aguas de la angustia y el dolor, el cuerpo no le podía pedir otra cosa. Sin embargo, conociendo su carácter errante, no debería extrañar del todo que haya sacado a la luz un nuevo álbum en tan poco tiempo. “Humor Risk”, grabado entre California, Chicago, New Jersey y Nueva York junto a su productor de confianza Ariel Recthshaid, ha sido vendido desde Domino como la luz y las risas opuestas al carácter devastador de “Wit’s End”. Pero por mucho que nos digan, entre estos dos álbumes hay más puntos en común de lo que a priori cabría pensar, no en vano, las ocho canciones de cada uno de ellos fueron grabadas durante las mismas sesiones.

A través de una entrevista a Stereogum –si es que así se le puede llamar, porque el hombre pocas da y las que concede son de una manera bastante heterodoxa– nos pudimos enterar de que uno de sus libros de cabecera es la Biblia. Ya en algunos pasajes de “Wit’s End” pudimos comprobarlo y aquí ocurre lo mismo con la preciosa “The Living Word”, que retrata a distintas figuras religiosas. Su intento por ponerse trágico lo encontramos en el blues fúnebre de “To Every Man His Chimera”, con una letra ingeniosa como ya nos tiene acostumbrados: “Everyone I know gossips endlessly / Everyone I know suffers just like me”. Pero aunque es una buena y sincera tentativa, queda lejos de llegar hasta las profundidades del alma y de dejarte hecho polvo como sí lo hacían “Memory’s Stain” (¿la canción más triste del año?) o “Buried Alive”. “Humor Risk” no llega nunca a la intensidad dramática de su antecesor.

Por lo general son canciones más rítmicas, muchísimo menos esquivas y, desde luego, es un trabajo más accesible y luminoso que “Wit’s End”. Cuenta con grandes momentos rock, como la apertura “Love Thine Enemy”, una apuesta segura para los directos con ese verso irónico: “Love thine enemy / But hate the lack of sincerity”, y el movido y maravilloso adelanto, “The Same Thing”, la banda sonora para una road movie por el corazón de Estados Unidos. Son estos temas, junto a la no tan efectiva “Robin Egg Blue” y el apropiado pero poco arriesgado cierre “Mariah” (por lo menos si lo comparamos con el tomwaitsiano “A Knock Upon The Door”), los que más nos recuerden a “Dropping The Writ”. Pero desgraciadamente, “Humor Risk” es menos regular, como se atestigua en “Mystery’s Mail”, un corte de ocho minutos que se alarga hasta la extenuación como vehículo para explicarnos la historia de dos amigos de infancia que son detenidos por traficar con drogas y acaban comunicándose mediante cartas desde la cárcel. Líricamente, es la canción perfecta para mostrar esta costumbre que tiene McCombs de plasmar lo que sucede a su alrededor, pero musicalmente se hace demasiado repetitiva. Aunque estemos probablemente ante su peor trabajo, contiene suficiente materia como para que los fans del género puedan disfrutar de él. Pero inevitablemente pensarán que el cantautor ha tenido momentos de mayor lucidez.

Álvaro García Montoliu

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Safran Foer

Books

Spoiler: la nueva novela de Safran Foer es una mierda (pero nadie lo dice)

"Quiero abrir las piernas, que coloques la cabeza ahí abajo y que me mires hasta que me corra"¯\_(ツ)_/¯

leer más
sororidad

Columnas

Sororidad: por qué hoy te odio

Al parecer, las feministas estamos hasta el coño de las feministas.

leer más
Madridgrado

Sports

6 madridistas de izquierdas derriban el mito del equipo de derechas

"Llegaremos antes al socialismo que a cambiar el fútbol. Pero mientras, viva Cristiano"

leer más
marilyn

Noticias

"Esta es la Marilyn que nunca nadie había visto"

Las fotografías inéditas de Greene no nos acercan más a la verdad.

leer más
luces en el cielo

Actualidad

Reikiavik apaga las luces de sus calles para contemplar mejor la aurora boreal

Estas iluminaciones naturales multicolores pueden parecer magia. Pero, en realidad, son fruto de la interacción entre el viento solar y el campo ...

leer más
yihab ajedrez

Actualidad

“No llevaremos hiyab”: las ajedrecistas se rebelan contra el Mundial de Irán

"Ninguna institución, ningún gobierno, ni el Campeonato Mundial de Mujeres de Ajedrez deben obligar a las mujeres a llevar o no llevar hiyab"

leer más
portada

PlayGround Food

La chef unicornio que convirtió el fast food en alta cocina

El pelo teñido de color rosa chicle la delata como un unicornio de la cocina.

leer más
rosetta

Futuro

La muerte de Rosetta: adiós a la sonda espacial que más ha enternecido al mundo

"Es increíble los sentimientos que puede generar una caja llena de aparatos electrónicos perdida en un cometa".

leer más

cerrar
cerrar