Hot Sauce Committee Part Two Hot Sauce Committee Part Two

Álbumes

Beastie Boys Beastie BoysHot Sauce Committee Part Two

7.9 / 10

Beastie Boys  Hot Sauce Committee Part Two EMI MUSIC

Play. Track 1. “Make Some Noise”. Entra un loop juguetón, machacante, de serie B. Es una línea de órgano nerviosa. La batería suena con estrépito. Estás metido en harina. Cosquilleo en el esternón. El cogote se mueve. Ataca AD Rock, le sigue Mike D con su voz aniñada, MCA irrumpe con ese estilo roto: joder, lo han vuelto a hacer, siguen siendo unos magos en lo suyo. No hay que darles nunca por muertos; considerarles una anacronía es un error de bulto. Están las modas, las tendencias, los ciclos… y luego están Beastie Boys.

En tiempos de mutación pop en el mundo de la rima, en plena era del Barroco negroide para clubs, resulta asombroso ver con qué frescura y vigor aguanta esta vieja fórmula. Está claro que veinticinco años después de su debut, el trío neoyorquino puede considerarse el amo de su propio estilo, una música que trasciende los límites del hip hop para connaisseurs y consigue absorber oyentes de diferentes escenas, muchas de ellas aparentemente irreconciliables. La combinación de funk blanco, intercambio de rimas en modo Vieja Escuela, instrumentación garagera, humor nerd y actitud punk sigue adquiriendo en sus creaciones una dimensión que ningún otro grupo es capaz de conseguir, con tan simple nomenclatura, en la cada vez más intrincada tabla periódica del rap.

Estamos ante un disco cuya versión primigenia debería haber visto la luz en el 2009. La edición tuvo que posponerse al serle diagnosticado un cáncer de laringe a Adam Yautch (MCA). Por suerte, el rapper ha superado la enfermedad, pero durante el tiempo de impasse el material fue mutando hasta conformar el segundo episodio que nos ocupa. No sería de extrañar que veamos el primero en las tiendas en un futuro; por ahora tenemos un magnífico LP que se aleja con claridad de de las pautas más clasicistas y biliosas de “To the 5 Boroughs”, estrictamente más hip hop y estrictamente más político. De aquel álbum marcado por la cicatrices del 11-S pasamos a una revisión actualizada de los Beastie Boys de principios de los 90. Beastie Boys dispuestos a poner la fiesta patas arriba, sin miedo a coger los instrumentos y pasarlo bien, sin ganas de enviar mensajes profundos más allá de los clásicos ripios de batalla trufados de referencias pop. Sí, los ecos de “Check Your Head” resuenan en este trabajo como una taladradora, pero también hay apuntes que recuerdan a “Ill Communication” e incluso a “Hello Nasty”.

Básicamente, “Hot Sauce Committee Part Two” es un repaso a las constantes de los Beastie Boys post- “Paul’s Boutique”. Hay devaneos de punk neoyorquino en la atronadora “Lee Majors Come Again”. Momentos de psicodelia como “Nonstop Disco Powerpack”, con ese reverb en las vocales marca de la casa. Incluso se atreven a saborear el reggae guiados por la voz de Santigold en “Don’t Play No Games That I Can’t Win”, un blockbuster que hará pupa este verano.

Pero lo más importante es que tenemos de vuelta ese nervio, ese pellizco eléctrico que transmiten cuando equilibran funk, rare groove, rock y hip hop. Cuando se intercambian el micro sobre ritmos aplastantes. De ahí surgen rodillos como “Here’s A Little Something For Ya”, “Crazy Ass Shit” o “Long Burn The Fire” y su scratch de otro planeta. Pero si hay un highlight a destacar ese es “Too Many Rappers”, con el mismísimo Nas y una detonación rabiosa que suena a Bomb Squad después de un cóctel de Efedrinas. ¿Crisis de los cuarenta? Te vendo el mejor antidepresivo de la historia.

Óscar Broc

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar