Hospitality Hospitality

Álbumes

Hospitality HospitalityHospitality

7.1 / 10

Tenemos la fortuna de vivir en una época en la que han aparecido diversas nuevas vocalistas con un registro y una personalidad muy marcada. Los casos más recientes de este fenómeno podrían ser Katie Stelmanis (Austra) y Andrea Estella (Twin Sister). Aunque hay otras. La penúltima en salir a la palestra es Amber Papini, magnética como la primera, encantadora como la segunda y graciosa como ninguna. Acaba de publicar a través de Merge Records junto al resto de su banda, Hospitality, su álbum de debut homónimo. Se crió en Kansas City y actualmente reside en Nueva York, pero si nos dijesen que viene de Newcastle o Leeds no deberíamos sorprendernos. Tiene una evidente flema británica, de hecho, cuenta que aprendió a cantar imitando a Richard Butler en “Talk Talk Talk” de The Psychedelic Furs. Pero su música debe más al twee de Belle and Sebastian que al post punk y los grupos nuevaoleros.

Hospitality nació en 2007, año en que Nathan Michel decidió empezar a escribir canciones y tocarlas bajo el nombre de Hospitality. Sin arreglos, sin ayuda. Sólo un proyecto de banda. La incorporación de Amber Papini, con quien más tarde se casaría, y Brian Betancourt, al bajo, les convirtió en una auténtica banda. En 2008 llegaría su primer EP, también homónimo, que editaron ellos mismos y que contó con la producción de Karl Blau, a quien conocieron en un concierto en Nueva York. Algunas de las canciones que se encuentran en “Hospitality” proceden de ese lanzamiento, aunque esta vez han sido remozadas por Shane Stoneback, que también ha trabajado con Vampire Weekend, Cults, Sleigh Bells y el propio Michel. Esto sirve para que, pese a que la producción sea ahora más cuidada y nítida, el aura inocente e intimista de grupo maquetero se mantenga en el largo.

Las letras de este debut, a cargo de Amber Papini, cuentan con mil y una referencias a la ciudad de Nueva York. Pongamos, por ejemplo, esos descarados versos – “And if you leave New York / I don’t care, I don’t care!”– que se escuchan en “Betty Wang”. Pero son sus crónicas de juventud, ya saben, amores no correspondidos, fiestas para el recuerdo, conocer nuevos amigos, trabajos tediosos y demás, lo que hacen que tanto la muchachada de Williamsburg como la de Malasaña conecten con el álbum. “Hospitality” se abre con “Eight Avenue”, una ligera canción de aires escoceses (vienen a la mente tanto Camera Obscura como Stuart Murdoch), y viaja al reino de los sueños en la convenientemente titulada “Sleepover”, muy Twin Sister toda ella. Buenos temas ambos, aunque lo mejor lo encontramos en su vertiente más enérgica. “Friends Of Friends” emerge rápidamente como la canción a seguir. Lo mismo recuerda a Franz Ferdinand que a Vampire Weekend, extrayendo de ellas una de sus principales señas de identidad, la inmediatez pop. A “The Right Profession” le faltan cuatro segundos para llegar a los dos minutos, pero parecen más que suficientes para que sus infecciosas melodías power-pop se apoderen de tu cuerpo. Y el refrescante cierre “All Day Today” es como si a The Strokes les diese por coquetear con los vientos. Este trío es divertido, chorrea vitalidad y transmite un espíritu adolescente que hace del disco un notable ejercicio de pop puro. Y buena parte de la culpa la tienen Papini y sus divertidas piruetas vocales.

Hospitality - Betty Wang by MergeRecords

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar