High Places High Places

Álbumes

High Places High PlacesHigh Places

7.6 / 10

High Places THRILL JOCKEY

Escuchando el disco de debut (antes publicaron una colección de singles “03 / 07-09 / 07”) de High Places uno tiene la sensación de que la música popular, el indie, la electrónica, el pop y todo lo demás, carece un poco de sentido. Que ese montón de etiquetas, las melodías y los ritmos se evaporan. En “High Places”, el disco, sólo quedan dos cosas, dos elementos básicos que componen el conjunto entero: el color y la forma. El color de las canciones, casi siempre tonos pálidos levemente amarilleados por el sol; blancos, rosas y azules. Y la forma, inexacta y cambiante, a veces confundida con la textura que la cubre, a veces desnuda e inabarcable. Influidos por la capacidad etérea de las canciones de Beat Happening, por la libertad creativa de los iluminados americanos ( Van Dyke Parks o Brian Wilson, por supuesto), por el mundo de sombras de 4AD y, algo menos, por la nueva psicodelia americana de Elephant 6, el dúo de Brooklyn (como ya hemos dicho alguna vez, hoy por hoy el epicentro musical más inquieto –e inquietante- del mundo) ha facturado un disco abstracto, insinuante, lisérgico y onírico. Uno de esos discos que empiezan y acaban en sí mismos. Una enorme abstracción sonora, dónde las canciones parecen soñadas, y luego susurradas por la voz de Mary Pearson, (como si fuera una nueva Liz Fraser que, leo por ahí, trabaja de niñera en Manhattan) y en las que uno puede perderse sin ningún temor. En el arranque con “The Storm”, dónde sobresalen las percusiones indias; en “Vision´s the First”, con una hermosa melodía escondida tras el caos de cacharros; en “Papaya Year”, la más hipnótica de todas, e incluso en las texturas más asilvestradas, como de calypso abstracto, de “Golden” y “A Field Guide”, donde abiertamente enloquecen. Entren, entren sin dudarlo en el mundo de High Places. Entonces, de la vida que les rodea, de la vida banal y aburrida, sólo les importarán dos cosas, dos elementos básicos. Ya saben, el color y la forma.

Fernando Navarro

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar