Heat (The Remixes) Heat (The Remixes)

Álbumes

Soft Cell Soft CellHeat (The Remixes)

7 / 10

Soft Cell Heat (The Remixes)

UNIVERSAL

Ah, ¡qué maravilla! Casi todo lo mejor de uno de los grupos más imprescindibles de los 80, ahora remezclado, pinchable y bailable. En el fondo, da igual quién lo haya remezclado mientras lo haya hecho bien, y también da igual cómo sea la remezcla mientras que sea pinchable y bailable ahora en los clubes. ¿Es mucho pedirle a este disco? Más que nada porque el noventa y nueve por ciento de lo que grabaron Soft Cell está perfecto como lo hicieron, y sobraría si sólo fuera otro ejercicio de onanismo. Desde 1987 ya ha habido otras recopilaciones del dúo, y esta se presenta en dos CD’s de duración eterna en los que se repasa la etapa clásica de los 80 que fue de “Non-Stop Erotic Cabaret” a “This Last Night… in Sodom”.

Empieza el primer CD con “Memorabilia (Cicada remix)”, como “Non-Stop Ecstatic Dancing”, un homenaje. Esta versión parece robada del catálogo de Ed Banger. Uf, Justice, e incluso Mr Oizo meets Marc Almond. Per-fec-to. Claro que, siempre fue baile o muerte. “Memorabilia” “Bedsitter (Manhattan Clique remix)”, vamos a empezar a pringarnos y a ponernos cerdos. Marc Almond robado de su versión extendida del 82, chirridos y una intención de bailar muy glam. No puede ni debe haber versiones superiores al primer álbum del grupo, pero seguimos bien. A las nuevas generaciones les va a gustar, y a las de en medio, que les den, que les regalaron a Depeche Mode el hueco que se merecían Soft Cell. “Tainted Love” sobra. ¿Por qué la han incluido si querían ser más cool que su herencia? Ya hay demasiadas versiones y remezclas y esta “Dakeyne Remix” no nos dice nada que no sepamos ya. “Youth (The Memory Band remix)” tampoco es mejor que la original ni la hace más pinchable. “Youth” era agónica, oscura, cabaretera, y ésta es pulcra y bonita. Forward. “Torch (Manhattan Clique remix)” es una anécdota agradable, pero es paja. Marcus Lancaster se atreve con algunos de los himnos que mejor han resistido el paso del tiempo como “Where the Heart is” o “Say Hello Wave Goodbye”, y no nos ofrece momentos para llorar envueltos en cuero y terciopelo. Era fundamental que estuvieran aquí estas canciones, pero el disco empieza a cargar: demasiados desaciertos. Me estoy imaginando a Marc Almond con los ojos en blanco diciendo que este disco no tiene desaciertos, sino sólo un rasgo de grandeza… al principio. “What (Simon Plastiq remix)” es aún más 60’s pop que el cover original, Phil Spector sin muro de sonido, un poco más conservadora que la de 1982. Es agradable pero no tiene sentido desvirtuar el trabajo electrónico que ya estaba hecho. “Numbers” era una de las preferidas del oyente angloparlante, la canción modélica-alternativa de Soft Cell, y ahora parece r’n’b, y le falta perversidad. En el fondo, como siempre le ha faltado. Los riffs de “Soul Inside (Readers Wives remix)” son pura dinamita glam, pero la canción se hace cansina. “Heat (Yer Man remix)” es un taladro gótico, menos mal, a estas alturas ya se empezaba a perder la fe, pero aquí se puede soñar con cómo sería si Soft Cell tuvieran 20 años menos y no fueran sólo una rareza para pervertidos-perversos y amantes del buen pop en general.
Marc Almond firma las remezclas de “Meet Murder My Angel” y “Chips on My Shoulder”, y consigue que su cabaret post-punk diga algo más. Para eso es el autor original. Es trampa, pero mejora el saldo general, que se compensa con la marranada contenida de “Sex Dwarf (The Grid remix)”, el goth de “Baby Doll (Nitewreckers remix)”, el synth-pop de “Secret Life (George Demure remix)” y “Little Rough Rhinestone (Solvent remix)”. Al fin y al cabo, no todo es el baile por el baile, y a su manera, el imaginario de frustraciones que creó Marc Almond, es más recomendable para construir una crónica disfuncional de la sociedad que para volverse loco en un club. Eso sí, robarle la tensión a la crítica de la clase media de “Frustration” quedará como el último desacierto de un álbum que en general aprueba y cumple parte de sus expectativas, sobre todo para discos de esta naturaleza. Había canciones que simplemente con una masterización y una mezcla final distinta, hubieran estado suficientemente remozadas. Lo que ocurre es que el listón a veces es inalcanzable, naturalmente. Jorge Obón

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar