Heartthrob Heartthrob

Álbumes

Tegan and Sara Tegan and SaraHeartthrob

7.9 / 10

Cuando escuchamos por primera vez “Closer” saltaron las alarmas, pero para bien. Tegan and Sara, las hermanísimas gemelas –todavía no sé distinguir quién es la una y quién la otra– que más han hecho por ayudar a salir del armario a muchas orgullosas militantes del colectivo indie-lésbico (al otro lado del charco y aquí también), quisieron demostrarnos con aquel primer avance de “Heartthrob” que, a su ya descarada voluntad de asomar la cabeza en el pop de estadios, querían sumar también las pistas de baile. “Closer” es un caramelo para simpatizantes de la new wave, una canción que suena como ese chicle que se te pega a la suela del zapato sin que te des cuenta, esos tres minutos y medios que te quedaste con ganas de escuchar en el segundo largo de Ladyhawke y, además, una canción perfectamente facturada para que la tararees durante días sin que sepas muy bien cómo se ha quedado almacenada en tu disco duro mental. Objetivo más que superado, pues.

En sus seis álbumes previos el dúo ya había incorporado el pop y las guirnaldas electrónicas como arma de embelesamiento radio-friendly (sobre todo a partir de “The Con” en 2007), pero en esta ocasión ya no intentan esconderse de nada ni nadie y han decidido tirarse sin paracaídas hacia un género que les sienta de maravilla y merecidamente debería ayudarles a aumentar su grueso de seguidores. A pesar de que durante los últimos años han visto incrementadas sus cuentas corrientes después de protagonizar featurings de turno junto a tótems de la zapatilla poligonera como David Guetta o Tiësto, la clase y la nostalgia lo prima todo en “Heartthrob”. Power ballads typical ochentas ( “I Was A Fool”), números electro-acústicos más efectivos que los que practican sus vecinos Metric ( “I’m Not Your Hero”), leves guiños a su repertorio primerizo ( “Love They Say”) y medios tiempos incisivos como ese “Shock To Your System”, cuyo estribillo consigue con certeza dejarte noqueado.

Porque otra cosa no, pero aunque por momentos quieran emular en lo sonoro a la Katy Perry de turno, Tegan and Sara vuelven a demostrar en este álbum que sus letras no pueden asociarse con los vacuos mensajes que nos brindan la mayoría de damas del pop mainstream. Atormentadas y emo como ellas solas, por mucho que bañen sus últimas canciones con un bukkake de sintetizadores coloristas (como ocurre en “Drove Me Wild”), ellas aprovechan la ocasión para escupir con honestidad esos temores y enajenaciones que por culpa del desamor se han visto obligadas a sufrir, dejándonos claro que aunque se sea adolescente o se haya traspasado la treintena todos compartimos el mismo miedo a despertarnos de la cama sin esa persona por la que hemos dado la vida.

Respaldadas por Greg Kurstin (Little Boots, Pink, Santigold), Justin Meldal-Johnsen (Beck, M83) y el ex Tears For Fears Mike Elizondo (Dr. Dre, Eminem, Regina Spektor) en las labores de producción, Tegan and Sara han conseguido dar un paso más que importante para ganarse a ese sector del público que, sin que sepamos por qué, aún se les resistía. Ojalá todos los discos de carácter pop que tienen que llegar este año suenen igual de frescos y con tanto singles potenciales.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar