Have Some Faith In Magic Have Some Faith In Magic

Álbumes

Errors ErrorsHave Some Faith In Magic

6.8 / 10

Errors surgieron a mitades de la década pasada al calor de Rock Action Records, el sello de Mogwai –y que les ha respaldado hasta el presente–. Como apadrinados de la banda de Glasgow, en sus anteriores discos siempre han exhibido un post-rock muy estimulante. Pero sería injusto etiquetarles como grupo de post-rock. Ya en el debut se intuía que no se cerraban a nada, que tenían un punto de vista muy fresco y aperturista del género, y en sus trabajos se han observado otras influencias como la ciberdelia y el pop sintético. Su segundo largo, “Come Down With Me”, era un trabajo poliédrico en el que las influencias eran inabarcables: Fuck Buttons, Tortoise, Battles, !!! y bandas similares. Pese a su valentía, había la sensación de que les faltaba algo para llegar a la magia de los citados. Así las cosas, que nos vendan “Have Some Faith In Magic” como el mayor giro sonoro de su carrera no nos debería sorprender a estas alturas.

Empezamos con el cambio más evidente. Como banda vinculada al post-rock (aunque nunca ha sido canónica), Errors apenas adornaban sus temas con voces. Esto ha cambiado completamente aquí. Steve Livingstone carga con esta responsabilidad y cuenta que surgió todo de manera natural, pese al choque que pueda representarle a más de uno. Como ejemplo de este nuevo giro sirve su primer sencillo, la acertadísima “Pleasure Palaces”, o cómo juntar en una misma habitación a Cut Copy, Delorean y Washed Out (la voz de Livingstone aparece aquí tan difuminada y procesada como la de Ernest Greene). Es música de baile pura, un pop electrónico hímnico, que viene a recoger el testigo de “Supertribe”, su mayor hit hasta ahora. Cortadas por un patrón similar que las acerca a la corriente chillwave están también “Cloud Chamber” y “Barton Spring”, aunque ambas bajan sensiblemente el listón.

“Tusk” abraza esa suerte de rock progresivo hacia al que han virado Justice en su segundo largo. De hecho, esa calidad prog, que les ha seguido a lo largo de su carrera, es otro de los puntos a aplaudir aquí. Las canciones tienen un desarrollo largo (también han ganado en minutaje). “Magna Encarta” parte de una introducción cósmica en la que se une a Kraftwerk y Orbital para navegar hacia unos ritmos de quebradizo math-rock. Errors también piensan en estructura y evolución en términos generales. “The Knock”, seguida por “Canon”, sirven en cierto modo como un atractivo y reposado interludio que nos permite recuperar fuerzas tras el embiste de “Pleasure Palaces” y afrontar con mayores garantías ese gancho de izquierdas que es “Earthscore”. La pieza cuenta con una agresiva y tribal percusión a cargo de James Hamilton, cuerdas orientales y coros gregorianos. Viene a ser algo así como su particular “Sun God” (Cut Copy), es decir, el corte más rompedor del lote, pero en versión low-cost. Y el cierre, “Hocus-Bolus”, en el que vienen a la cabeza Fuck Buttons, es eso mismo, un atinado epílogo y no una simple canción más colocada al final del tracklist.

Desgraciadamente, no siempre aprovechan la larga duración de los temas para llevarnos a terrenos inesperados ( “Blank Media” se hace excesivamente tediosa, por no hablar de unos teclados demasiado empalagosos). Y, de nuevo, como ya ocurría con su antecesor, caen en el mismo error. Nadie puede negar la osadía de “Have Some Faith In Magic”, en el que no le hace ascos a nada, pero todo lo que intentan ya lo han hecho antes y mejor otras bandas. Aún les queda dar ese salto de calidad que no termina de llegar.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar