Hardcourage Hardcourage

Álbumes

FaltyDL FaltyDLHardcourage

7.9 / 10

Ya había algo de “Hardcourage” en “You Stand Uncertain”, la anterior historia del productor neoyorquino Drew Lustman. En el que fue su segundo álbum, FaltyDL mitigaba la premura del debutante, sosegaba su discurso, maduraba su propio entendimiento de la música. Sin embargo, la principal característica de “You Stand Uncertain” era ese vaivén trasatlántico de referencias que mezclaba tics del techno estadounidense con un poso ineludible de sonidos electrónicos hechos en el Reino Unido. Había mucho del 2step añejo y elegante y había mucho de la sensualidad del UK Funky más selecto. Incluso la selección de vocalistas para aquel disco ponía en evidencia que la música que fluía al otro lado del océano estaba presente en su manera de concebir sus producciones. Ahora, visto desde la distancia, parece que el título escogido para ese disco no era en vano. Sin tener una connotación negativa, FaltyDL reconocía cierta inseguridad como productor, recurriendo a esas influencias trasatlánticas en los momentos en los que dudaba de sus propios recursos como productor.

Y puede que “Hardcourage” tampoco sea un título en vano. Las influencias han desaparecido –quizás a base de eso, coraje del heavy–, al menos las ineludibles. Este tercer disco no cuenta con géneros reconocibles como trasfondo, sino con una base homogénea que, en efecto, tiene el sosiego y madurez del disco anterior pero llevado a un nivel mucho más extenso. Ahora prevalece el qué y no el cómo; no importa que Lustman escoja los ritmos rotos –como en la extraña y cinematográfica “Reassimilate”–, que se decante por estructuras heredadas del dubstep – “Korben Dallas” o “For Karme” tienen esa pátina que atesoran Kuedo o las referencias de Hot Flush circa 2010 firmadas por Mount Kimbie o Sepalcure– o que tire de riguroso cuatro por cuatro: la envoltura de esos ritmos es exuberante, es original y se impone a cualquier preconcepción. Y, para colmo, es lineal y continua. Con un pico de excepción, una canción rara por su idiosincrasia dentro del tracklist pero que captura y eleva el concepto conjunto del álbum por su riesgo. “She Sleeps” es la única colaboración que incluye el disco (de ahí su excepcionalidad); además de ser la única vocal de entre los diez cortes (obviando los samples a là Moby de “Straight&Arrow”).

La delicadeza vocal de Ed Macfarlane es el matrimonio perfecto para este madurado FaltyDL, cuyo sonido sigue siendo tan distendido y distinguido como el de sus primeras producciones. Rozando para bien conceptos a veces tan denostados como la lounge music (ésta es una percepción muy particular, pero “Finally Some Shit/The Rain Stopped” o “Kenny Rolls One” me han recordado a los mejores pasajes de los primeros “Hôtel Costes”). Puede que ya no tenga la premura y el impacto de “Hip Love” o la tórrida sensualidad “Brazil” pero acopia un sinfín de detalles preciosistas, armonías cálidas, texturas orgánicas y tangibles que, por fin, definen a la persona que hay detrás de las producciones y no qué influencias han hecho mella en el álbum. Dejando de lado el mérito evolutivo Lustman, “Hardcourage” es un disco bello, accesible y muy gratificante que ha hecho menos blue el Monday que Ninja Tune ha escogido para lanzarlo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar