Guitar Trio Is My Life! Guitar Trio Is My Life!

Álbumes

Rhys Chatham Rhys ChathamGuitar Trio Is My Life!

9 / 10

TABLE OF THE ELEMENTS

Rhys Chatham es una de esas leyendas del rock que permanecen (que, en realidad, siempre han estado) a un nivel subterráneo, a pesar de que su influencia es esencial en la historia de la música. Minimalista de formación clásica, se adentró en el mundo de las guitarras eléctricas en 1975, tras asistir a uno de los primeros conciertos de los Ramones: fue allí donde vio clara la relación entre el minimalismo seriado y la sencillez del rock (hablamos de los Ramones, los reyes de las canciones de tres acordes), allí donde imaginó las enormes posibilidades hipnóticas que la mezcla de electricidad y repetición podía brindar. Semejante epifanía tomaría cuerpo dos años más tarde, con el estreno de "Guitar trio", una pieza que repite de manera obsesiva un acorde, utilizando notaciones alternativas y cambios de intensidad, jugando con el feedback y las masas de electricidad estática para provocar un drone imprevisible, de cautivadora e hipnótica belleza. Durante treinta años, esa pieza ha sido la favorita de Chatham (no la más espectacular: ese papel queda reservado para "A Crimson Grail", su obra para cuatrocientos guitarristas), y a la sombra de esa pieza han echado los dientes los cachorros del underground neoyorquino: Sonic Youth, The Band Of Susans, The Swans, Glenn Branca, Fred Maher, The Feelies, todos ellos cambiaron tras entrar en contacto con el maestro y tocar en su particular y mutante banda. Pero, a pesar de todo esto, Chatham sigue siendo un desconocido. No ayuda lo escaso de su obra publicada: como muchos minimalistas, da más valor a la experiencia en directo que a la versión grabada, así que es una suerte que el sello Table of the Elements le persiguiera durante la gira que realizó por Estados Unidos y Canadá, a principios de 2007, y grabara todos los conciertos. Conciertos que, como es habitual en Chatham, incluyen un bajista, un batería y un número variable de guitarristas (nunca menos de seis), reclutados en su mayor parte en cada ciudad (sólo David Daniell, miembro de San Agustin y mano derecha del viejo compositor, participa en todas las fechas). Músicos, se pueden imaginar, que representan la crema del rock independiente. En Nueva York, por ejemplo, se puede encontrar a tres Sonic Youth, Alan Licht y Jonathan Kane (Swans) entre otros; en Chicago están Tortoise al completo, Robert Lowe (Lichens), Ben Vida (Bird Show) y varios miembros de Town & Country; en Montreal se juntan un puñado de músicos de Constellation; en Toronto se añade un sexteto de cuerda, dirigido por Owen Pallet, y así sucesivamente. Y entre todos, cocinan diez versiones de "Guitar Trio", diez versiones que oscilan entre los dieciséis y los treinta minutos (el invento es una caja de tres compactos), que son iguales y a la vez diferentes porque, a pesar de su aparente sencillez, la pieza permite que cada uno de los músicos saque a relucir su personalidad: nunca una sola nota dio para tanto.

Vidal Romero

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar