Guider Guider

Álbumes

Disappears DisappearsGuider

7.3 / 10

Disappears  Guider

KRANKY

Hace apenas nueve meses Disappears ya nos demostraron en “Lux” que eran creyentes de lo kosmische, de las controladas explosiones shoegaze y del garage embrutecido. Pero pasaron desapercibidos (sorprendentemente) por gran parte del público y la crítica. Sin embargo, en “Guider” la paleta estilística con la que la banda americana se dio a conocer se ha simplificado hasta la rendición absoluta a sus héroes del krautrock y a toda su descendencia: por el disco reverberan ensoñaciones y delays inspirados en Neu!, Sonic Youth, The Jesus and Mary Chain o Suicide, grupos convertidos, ahora más descaradamente que nunca, en su único credo. No nos queda otra que despedir hasta nuevo aviso a la melodía y saludar al reincidente bucle hipnótico.

En su intento de descolocar de primeras al oyente, el álbum ya resulta peculiar incluso en su planteamiento. Con apenas media hora de duración, los de Chicago se han dejado de cortes de relleno insustanciales y desgranan su armamento en cinco breves detonaciones controladas en la cara A, en la que priman los vaporosos alfileres guitarreros y un bombo motorik que les sirve de patrón unificador. Siguen una estructura de lo más simplista y se apoyan en una ejecución repetitiva –la propia “Guider” reitera su mensaje durante sus tres minutos fusionando el continuo rastreo sonoro de Deerhunter con el impetuoso desdén característico de los hermanos Reid–, y así Disappears se regodean en un tenso barniz de referencias que les resta autenticidad sobre el escenario aun cumpliendo con creces su voluntario cometido.

El sexto y último corte, “Revisiting” –que ocupa la cara B del disco en su totalidad, con 15 minutos de duración– es un maléfico monstruo psicodélico en el que los instrumentos parecen que van a desfallecer por momentos, aunque no pierden el equilibrio hasta llegado el final. La influencia inspiradora del krautrock –y por consiguiente de la tirante naturaleza del rock progresivo en su totalidad– aquí cobra todo su protagonismo dándonos a entender que la banda quiere dotar a su música de un halo conceptual que está aún por ver cómo se desarrollará en el futuro.

Si se tiene en cuenta que hasta el propio Michael Rother el pasado año les llamó para que caldearan el ambiente en la falsa resurrección de Neu! en la tournée Hallogallo –¿acaso la portada de “Lux” no era un homenaje a la tipografía de los de Düsseldorf?– , la banda debe estar encantada de que uno de sus paladines les haya prestado atención con tan poco recorrido a sus espaldas. Otra cuestión a debatir es cómo de aquí en adelante se enfrentaran a la marcha amistosa –tras registrar este LP– del productor y batería Graeme Gibson, uno de los máximos responsables de su sonido. De momento, han adoptado a Steve Shelley (Sonic Youth) para les eche un cable en los directos y a ellos, lógicamente, se les cae la baba con ello.

Sergio del Amo

Disappears - Guider{youtube width="100%" height="25"}0YbdRu2p9kQ{/youtube}

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar