Grrr? Grrr?

Álbumes

Bishop Allen Bishop AllenGrrr?

7 / 10

Bishop Allen Grrr...DEAD OCEANS

A “Grrr…” se lo están cargando por todos lados y sin piedad, y tal vez por compasión, o porque nunca antes me había rendido a Bishop Allen, ya le he cogido cariño. Está claro que no necesita una acogida con alfombra roja como ya hemos oficiado varias este año, y que no son el grupazo de la vida que muchos quisieron ver en ellos el año pasado, pero desde luego que tampoco se merecen los varapalos que se les están dispensando. Sí, son tan inofensivos como Noah and The Whale, Aberfeldy o Page France, y a veces un punto de rubor puede asomarte en las mejillas como si sospecharas que algo huele a chamusquina, pero a muchos los hemos amado por más poco.

¿Hay canciones aquí como “Click, Click, Click, Click”? Alguna sí. Bryce Goggin, artífice de la involidable mezcla de Crooked Rain, Crooked Rain, les ayuda a dibujar un catálogo de indie menor de empuje mayúsculo. Bajo elevadas influencias literarias, Justin Rice (ex-alumno de Harvard al igual que el otro fundador del grupo, Christian Rudder) escribe gráciles miniaturas twee que que sueñan con ser efluvios de The Kinks, mientras que los ukeleles y marimbas recuerdan al Andrew Bird más temprano y brioso, y las guitarras son en varias ocasiones puro Vampire Weekend por el camino de Paul Simon, sobre todo en los mejores temas: “Rooftop Brawl” y la inicial “Dimmer”, un tema ideal para saltar de la cama justo una semana antes de primavera. En definitiva, hay canciones frescas y sólidas, arreglos al dente y una radiante fuerza pop. Y no me vengan con que se pasan de empalagosos, porque entonces Liars son unos perturbados, The Decemberists unos polillas y Animal Collective unos drogadictos.

Cristian Rodríguez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar