Goblin Goblin

Álbumes

Tyler, The Creator Tyler, The CreatorGoblin

8.3 / 10

Tyler, The Creator  Goblin XL RECORDINGS

Se queja Tyler, The Creator, y con cierta razón, del encasillamiento al que se ha visto sometida su música por parte de los críticos y de cierto sector de público desde que su figura ha emergido como uno los salvoconductos de futuro de la escena hip hop. La suya y la de su inabarcable colectivo OFWGKTA (Odd Future Wolf Gang Kill Them All), protagonistas ambos de una trayectoria excesivamente prolífica –su producción se debate entre las aportaciones notables y el relleno intrascendente en un muestrario interminable de mixtapes– que llama la atención e interesa por tres razones de peso: la ambición rupturista de su discurso musical, el espléndido uso y aprovechamiento de internet para su propia difusión y actividad y la inyección de atractiva y rompedora savia en el ámbito hip hop.

Volviendo a ese encasillamiento del que hablaba, en el tema de arranque de “Goblin”, el anticipadísimo debut de Tyler, The Creator para el sello XL, el rapper y productor exclama “what you think i recorded for? / to have a bunch of critics call my shit a bunch of horrorcore?”, harto ya de que prensa y público hayan querido ver en sus canciones la reencarnación de un subgénero en claro proceso de decadencia desde hace ya unos años. La alusión tiene que ver tanto por sus letras como por su particular manera de producir, pero una vez escuchado y digerido “Goblin”, tarea nada fácil, por cierto, la sensación es que más que una actualización del horrorcore el disco propone un reverso claustrofóbico, psicópata y aterrador del sonido de The Neptunes circa 2000-2002. El cuadro, pintado tal cual, no puede ser más excitante y fascinante, y la percepción de que la influencia de Pharrell Williams es alargada queda muy latente en canciones como “She”, “Nightmare”, “Her” o “Analog”, medios tiempos de factura digital con sintetizador en los que se mezcla el soul, el rap y el pop, pero aquí con un plus de clandestinidad y oscuridad que le da más encanto aún al concepto.

El grado de perversión y recomposición de esta estética es uno de los puntos fuertes de un álbum que consigue integrar letras crípticas, tensas, incluso esquizofrénicas, muy malsanas, en este tipo de sonido fresco y urbano. Es indudable que en muchos momentos del disco también aflora la idea del horrorcore, solo hace falta repasar “Yonkers” o “Transylvania”, por ejemplo, para entender por qué tanta insistencia en esa asociación de ideas. Pero ni con esas acabo de comprar la moto del todo. Si el horrorcore se basaba, básicamente, en una fórmula de suma de factores muy clara –samples de violines, chelos y muestreos de viejas bandas sonoras de género, bajos profundos y letras muy cinematográficas con conceptos básicos del cine de terror–, ejemplificada a la perfección en la herencia de Gravediggaz o Flatlinerz, la visión de Tyler es bastante distinta del modelo original. Para empezar, sus rimas invocan pensamientos, paranoias, metáforas perturbadoras y conceptos muchas veces indescifrables que huyen del cliché gótico, y además se entremezclan con crónicas personales, sexuales o emocionales que nada tienen que ver con ese ideario. Y en segundo lugar, la producción no se ciñe a esos parámetros, sino que aglutina en un mismo universo elementos del rap sureño, del ambient, de The Neptunes o incluso de El-P vía Cannibal Ox.

Imaginativo, atrevido, fuera de todo enclave escénico, apetecible tanto para hipsters como para headz pero de difícil acceso para el gran público, barroco y absolutamente inclasificable, “Goblin”, en todas las facetas superior a “Bastard”, debut autopublicado del artista, es el disco que necesitaba OFWGKTA para convencer a los más reticentes –servidor entre ellos– de las posibilidades de futuro y, sobre todo, de crecimiento y desarrollo del colectivo y, en especial, de su líder y cara visible, un Tyler, The Creator que aquí exhibe los arrestos y el talento para intentar convertirse en el RZA del siglo XXI.

David Broc

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar