Glowing Mouth Glowing Mouth

Álbumes

Milagres MilagresGlowing Mouth

6.2 / 10

En 1975 Brian Eno sufrió un accidente de coche que le dejó postrado en una cama de un hospital varios días. Durante su estancia recibió una visita que le dejó un disco de música de arpa. Cuando se fue, Eno quería subir el volumen, pero entumecido como estaba, fue incapaz de hacerlo. Así, con la música sonando baja y confundiéndose con la lluvia que caía fuera, dio con la idea de música que luego conocimos como ‘ambient’. Contamos esto porque la génesis de Milagres, banda de Brooklyn, tiene algunos parecidos, aunque la conclusión no sea una epifanía. En 2009, hastiado de la escena neoyorquina, Kyle Wilson se decidió a hacer senderismo en alguna parte remota de British Columbia para meditar y recargar pilas. Pero mientras escalaba una cima se cayó y sufrió una seria lesión en la espalda, lo que le dejó meses en un hospital. Durante los primeros días pensó que era el fin y que era mejor dedicarse a otra cosa, pero cuando entró en el proceso de rehabilitación recapacitó e, inspirado por “una nueva sensación de vulnerabilidad y renovada pasión”, se dedicó de nuevo a la composición. De vuelta a Nueva York remató el que sería su álbum de debut, “Glowing Mouth”, editado en Estados Unidos a mediados de 2011 y ahora reeditado para Europa vía Memphis Industries.

Aunque la portada del disco parece querernos hacer pensar que estamos ante otra banda más de la ola witch-house (acaso por el poder de sugestión de esos múltiples triángulos), lo cierto es que la música de Milagres no tiene nada de eso. De hecho, no es rabiosamente actual, más bien lo podríamos ubicar alrededor de 2006 o 2007, más que en los actuales tiempos. Es decir, cuando Grizzly Bear sacaron “Yellow House” y ese rollo psych-pop y folk-pop empezó a petarlo. Esto lo podemos comprobar desde el inicio. “Halfway” es impecable, con un estribillo de esos que cuesta quitar de la cabeza y un torbellino de guitarras final que suena estupendo, ¿pero esa voz no parece la de Guy Garvey de Elbow? ¿Esos teclados no pretenden ser los de “Two Weeks”? Es como si su propio título fuese una premonición, o más bien un aviso, de lo que viene, algo que se queda a medio camino. Siguiendo con el saqueo del legado de los osos pardos, la pieza titular juega a la elegancia por la vía del pop de cámara, vientos y cuerdas exuberantes mediante.

Por su parte, el himno bucólico “Here To Stay” es puro Coldplay (los de Brian Eno, cerrando así el círculo), de lo mejor que hay aquí y de las pocas que puede tutear sin sonrojarse a sus referentes junto a esa preciosa gema oscura “Moon On The Sea’s Gate” y la fantasmagórica “For Disposal”. El punto fuerte de “Glowing Mouth” lo encontramos, sin duda, en el falsete de Wilson, que pese a sus ansias de querer emular a sus ídolos a menudo consigue emocionar. También gustan los momentos más electrónicos de “Lost In The Dark” y la experimentación de “To Be Imagined” (un cruce entre Radiohead y Efterklang). En ambas es donde más se alejan de su habitual registro, lo cual aplaudimos.

El problema con este tipo de grupos es que pese a que formalmente suenan geniales (y, en este caso, se han autoproducido), es inevitable compararlos con sus referentes, y esos referentes les dan mil patadas. Crucemos los dedos para que, de cara al próximo disco, no necesiten otro accidente para dar con una verdadera revelación.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Hunger - 10 Milliarden

Reportajes

La crisis que viene te va a dejar con hambre

Hablamos con el alemán Valentin Thurn al hilo de su documental '10 Milliarden', una mirada a la amenaza de la escasez alimentaria en un futuro ...

leer más
ovulos

Ficciones

Doné óvulos para seguir comiendo pizza

En España todas las donaciones tienen que ser altruistas ya que es ilegal comprar óvulos. Por eso se usa el eufemismo "compensación económica" por ...

leer más
Jarlos

Noticias

Son modelos, son gais y acaban de hacer historia

Saluda a la nueva ‘it couple’.

leer más
infidelidad

Historias

El jefe que fotografió la infidelidad con su secretaria

30 años después de que Günter K y su secretaria Margret iniciaran una relación, la maleta que contenía todos sus secretos fue descubierta.

leer más
mi novio no me emgaña

Ficciones

Mi novio no me engaña, pero lo que me ha hecho es mucho peor

Una historia sobre los límites de la confianza.

leer más
top narcoamerica

Historias

“Si el Che Guevara viajase hoy, vería lo que nosotros hemos visto”

Narcoamérica, un viaje por la cara B del continente

leer más
Antichistes

Historias

Humor anticlímax: los 50 peores chistes del Internet

Chistes que no explotan: ¡Pon de tu parte!

leer más
boko haram

Ficciones

No leas esto, probablemente ya estoy muerta

“Podéis estar tranquilas, nadie os hará daño”.

leer más

cerrar
cerrar