Ghostory Ghostory

Álbumes

School Of Seven Bells School Of Seven BellsGhostory

7.5 / 10

En octubre de 2010 nos pilló a todos por sorpresa la noticia de que Claudia Deheza decidía dar por finiquitada su labor como etérea voz cantante y teclista en School Of Seven Bells. Tras dos álbumes en los que la banda neoyorquina aposentaba las bases de su marcado dream-pop con efluvios shoegaze, las circunstancias (o mejor dicho, motivos personales que nunca acabaron de esclarecerse) obligaban a tomar una decisión. Sólo había dos posibles opciones sobre la mesa: dar por concluido el proyecto o reinventarse manteniendo las piezas que aún restaban en pie. Al final, han optado por esto último: Alejandra Deheza, la gemela hermanísima, se ha alzado como la nueva escolta vocal del también miembro de Secret Machine, Benjamin Curtis. Y a pesar de que el cambio podría habernos arrastrado el rechazo más absoluto, al oír este “Ghostory” lo cierto es que no acaba de echarse en falta el retorno de Claudia en esta nueva fantasía sintética, más ligera y fácil de asimilar que sus trabajos predecesores.

Porque otra cosa quizás no, pero estos nuevos temas con los que el ahora dúo renace afianzan su gusto por el synth-pop de corte ochentero y la efervescencia electropop que ya se intuía (de forma algo más camuflada) en “Disconnect From Desire” (Vagrant, 2010). Las new orderianas “The Night” y “White Wind” dan fe de ello. El reverb se ha diluido, los bajos retumban más que nunca y las líneas de sintetizador subrayan un complejo de Ladytron que huele a descaro en “Low Times” (la cual hubiera cumplido mucho mejor si se hubiera recurrido a un tijeretazo para extraer esos repetitivos minutos finales).

Pese a que tres cuartas partes del álbum invitan al gozo en las pistas de baile más introspectivas, tomando como punto de partida “Lafaye” (todas las letras giran en torno a los fantasmas que persiguen a este ficticio personaje protagonista), la banda sigue demostrándonos que está más que curtida en el campo de las ensoñaciones sonoras a lo M83 en “Reappear” y “Show Me Love”, dos piezas de inflexión que sirven para retomar el aire en una recta final que repite el patrón de las cuatro primeras canciones. En definitiva, School Of Seven Bells vuelven con un trabajo en el que, aun desmarcándose de algunas de las señas de identidad de sus inicios, demuestran nuevamente que siguen siendo igual de disfrutables y, además, más bailables que nunca.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

silla

Lacoste

El hombre que necesitaba sentarse a dos metros sobre el suelo

Toda la vida se había sentado un peldaño por encima de los demás.

leer más
George Price

Historias

El científico indigente que murió por investigar los orígenes de la bondad

¿Existe el verdadero altruismo o actuamos siempre movidos por un interés egoista?

leer más
ducha

Historias

19 pensamientos de ducha cuya lógica aplastante te dejará KO

A primera vista parecen tonterías, pero gozan de una lógica aplastante y pueden dar lugar a grandes ideas.

leer más
dgsdb

Noticias

La industria de los cosméticos te está envenenando. Literalmente.

¿Sabes realmente qué es lo que te estás poniendo en los ojos y en los labios?

leer más
igor

Actualidad

9 motivos para no echar de menos la juventud

La juventud pasó, pero su recuerdo sigue tan vivo como una cicatriz.

leer más
Heysel 85-15

Actualidad

Aquel día, el infierno se hizo estadio de fútbol

Bruselas, 29 de mayo de 1985: Juventus vs Liverpool.

leer más
apocalipsis

Ficciones

Por qué la vida en pareja se parece a un apocalipsis zombie

¿Podrá un apocalipsis zombie reconciliar a dos corazones rotos?

leer más
sgseh

Noticias

Así es crecer en Twin Peaks en la vida real

Así es crecer en Twin Peak.

leer más

cerrar
cerrar