Ghostory Ghostory

Álbumes

School Of Seven Bells School Of Seven BellsGhostory

7.5 / 10

En octubre de 2010 nos pilló a todos por sorpresa la noticia de que Claudia Deheza decidía dar por finiquitada su labor como etérea voz cantante y teclista en School Of Seven Bells. Tras dos álbumes en los que la banda neoyorquina aposentaba las bases de su marcado dream-pop con efluvios shoegaze, las circunstancias (o mejor dicho, motivos personales que nunca acabaron de esclarecerse) obligaban a tomar una decisión. Sólo había dos posibles opciones sobre la mesa: dar por concluido el proyecto o reinventarse manteniendo las piezas que aún restaban en pie. Al final, han optado por esto último: Alejandra Deheza, la gemela hermanísima, se ha alzado como la nueva escolta vocal del también miembro de Secret Machine, Benjamin Curtis. Y a pesar de que el cambio podría habernos arrastrado el rechazo más absoluto, al oír este “Ghostory” lo cierto es que no acaba de echarse en falta el retorno de Claudia en esta nueva fantasía sintética, más ligera y fácil de asimilar que sus trabajos predecesores.

Porque otra cosa quizás no, pero estos nuevos temas con los que el ahora dúo renace afianzan su gusto por el synth-pop de corte ochentero y la efervescencia electropop que ya se intuía (de forma algo más camuflada) en “Disconnect From Desire” (Vagrant, 2010). Las new orderianas “The Night” y “White Wind” dan fe de ello. El reverb se ha diluido, los bajos retumban más que nunca y las líneas de sintetizador subrayan un complejo de Ladytron que huele a descaro en “Low Times” (la cual hubiera cumplido mucho mejor si se hubiera recurrido a un tijeretazo para extraer esos repetitivos minutos finales).

Pese a que tres cuartas partes del álbum invitan al gozo en las pistas de baile más introspectivas, tomando como punto de partida “Lafaye” (todas las letras giran en torno a los fantasmas que persiguen a este ficticio personaje protagonista), la banda sigue demostrándonos que está más que curtida en el campo de las ensoñaciones sonoras a lo M83 en “Reappear” y “Show Me Love”, dos piezas de inflexión que sirven para retomar el aire en una recta final que repite el patrón de las cuatro primeras canciones. En definitiva, School Of Seven Bells vuelven con un trabajo en el que, aun desmarcándose de algunas de las señas de identidad de sus inicios, demuestran nuevamente que siguen siendo igual de disfrutables y, además, más bailables que nunca.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Levine

Actualidad

La mujer que disparaba a los ojos del horror

Levine siente la destrucción de hogares como propia porque este también es su hogar.

leer más
No cuela

Historias

22 cosas absurdas que haces para quedar bien

Los dejamos pasar porque en el fondo no hacen daño a nadie, por eso se siguen haciendo.

leer más
Ramo Niemi

Entrevistas

Delirios y miserias del primer 'indie' español

La editorial Contra publica ‘Pequeño Circo’, el relato definitivo sobre “los orígenes” de la escena independiente nacional, contado por sus ...

leer más
Sacco Bumf

Actualidad

Totalitarismo y perversión sexual: aquí ha pasado algo jodido

Chico conoce chica y ambos conocen al estado

leer más

Actualidad

¿Y si grabamos en cámara lenta al perro más lento del mundo?

Mi única filosofía es "dame comida".

leer más
top embarazada

Actualidad

¿A quién quieres más, al bebé o a tu vicio favorito?

Un estudio muestra cómo sufren los bebés de las embarazadas que fuman, pero María tiene algo más importante en lo que pensar

leer más
kanyeadidas

Columnas

Así es como el chándal dejó de ser un símbolo de derrota

La ropa deportiva ya no es solo para vagos y pordioseros. Ahora puedes llevar pantalones de chándal y seguir molando.

leer más
Mira Gonzalez

Actualidad

Esta escritora hará que nunca te sientas solo (pero también te volverá loco)

Quién quiere un psicólogo, si existe Twitter.

leer más

cerrar
cerrar