Fuckbook Fuckbook

Álbumes

Condo Fucks Condo FucksFuckbook

7 / 10

Condo Fucks   Fuckbook MATADOR / POPSTOCK!

El nombre del nuevo grupo inventado por Yo La Tengo suena a polvo con protección, pero es todo lo contrario. Echando mano de un garaje oxidado y herrumbroso, Georgia, Ira y James se cepillan a pelo algunas de sus canciones favoritas en un guiño a su mejor no-disco: la referencial colección de covers “Fakebook”.

Fuckbook” no es más que un divertimento salvaje, pegajoso, directo y hasta vulgar, una gozada pasajera con la que hacer borrón y cuenta nueva reviviendo a interesantes olvidados de los 80 ( Zantees, Electric Eels), a rebeldes escupitajos del glam-punk de los 70 ( Slade y Hell) y a lo mejor de los 60: contorsionistas del ritmo ( Young Rascals, Troggs), vacas sagradas ( Beach Boys y Kinks) y ejemplares nombres propios ( Small Faces y los inolvidables Flamin’ Groovies con una “Dog Meat” impresionante). Todo en él suena como si surgiera justo un momento antes de escucharlo, alimentado por una valiosísima autenticidad sin domesticar que reluce a lo largo de un tracklist en el que nada parece importar al margen del amor por la buena música.

Sin embargo, “Fuckbook” también hace levantar la ceja. No nos dice nada sobre dónde se encuentran ahora Yo La Tengo, ni sobre qué dirección pretenden tomar con su carrera. Es una consideración que unida a pinchazos sin brújula como aquella otra indigesta revisión de versiones que fue Murdering The Classics, a un disco tan enciclopédico pero con tan pocas pistas como I’m Not Afraid…, y al repaso de scores They Shoot, We Score, nos recuerda que hace mucho tiempo que nuestros queridos músicos de Nueva Jersey no nos facilitan coordenadas claras de su posición. ¿Qué estarán tramando?

Cristian Rodríguez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar