Free The Universe Free The Universe

Álbumes

Major Lazer Major LazerFree The Universe

7 / 10

Hace unos meses, en los albores del verano pasado, se produjo un hecho insólito en esta redacción. Aquí somos todos de un padre y una madre y nos gustan y nos aberran cosas diferentes. Sin embargo, hubo consenso total y absoluto para escoger “Get Free” como el mejor tema del mes. Luego fue una de las mejores canciones de 2012 y tampoco hubo voces discordantes. Era el primer single conocido del que sería el segundo disco de Major Lazer y, dado el éxito relativo del primer disco –relativo en tanto en cuanto hay que tener cierto amor por mover el culo y la herencia jamaicana para apreciarlo– las expectativas subieron como la espuma. ¿Sería capaz Diplo, ahora ya sin Switch, de hacer prevalecer esa herencia jamaicana en el proyecto y que Major Lazer quedara como un reducto inexpugnable de la basurilla EDM? La respuesta, negativa, llegó en octubre con el segundo single “Jah No Partial”. A pesar esa intro reggae roots, la presencia del serrucho Flux Pavilion en la producción es innegable. Todo mal, Cristo mal, Diplo.

Ahora, con el disco entre las manos, estos dos singles ponen el listón en lo más alto y en lo más bajo de las 14 canciones que contiene. No encontraréis nada mejor que “Get Free”; tampoco creo que lo vayáis a encontrar ahí fuera, porque la nana caribeña cantada por Amber Coffman (Dirty Projectors) es un rotundo temazo que no pierde frescura con el paso del tiempo y que los programadores de radiofórmulas deberían ir incluyendo en sus tracklists. Tampoco encontraréis nada peor que el tema con Flux Pavilion, aunque sí hay cosas que se le parecen y que rompen la ya de por sí endeble barrera del buen gusto que atesoraba el concepto Major Lazer. Las mal aprovechadas colaboraciones con Wynter Gordon –una nueva voz del R&B con toques worldmusic que apunta maneras– y Shaggy en el dubstep pocho de “Keep Cool”, poner a Wyclef Jean a emular al Marley más sentimental en “Reach For The Stars” o dejar a Peaches que finja acento de Trinidad Y Tobago en “Scare Me” pasan por lo más bochornoso del disco.

Sin embargo, estos tramos quedan a la sombra de aciertos tan diferentes en forma pero iguales en contundencia como la apertura de “You’Re No Good” (aquí sí que están bien aprovechados Santigold y Vybz Cartel) o con el tercer single oficial del disco “Watch Out For This (Bumaye)”, que es un tema de moombahtón bien traído con vocales gloriosas (aunque el éxito del beat le corresponde al primero que hizo la remezcla de “Bumaye”). El legado jamaican bailable se mantiene con orgullo en “Jet Blue Jet” o “Mashup The Dance”, pero se comienza a diluir con “Bubble Butt” o con “Sweat”, a pesar de que estos dos cortes entran sin dolor si la intención es seguir moviendo el buyate.

Con “Guns Don’t Kill People… Lazers Do” daba la sensación de que el objetivo de Diplo era rendir homenaje al sonido caribeño, vestirlo con su fórmula infalible de la electrónica moderna y hacer un disco de baile capaz de sacarle pasos de daggering al palo de una escoba, aunque no se comiera un rosco en el mercado de álbumes. En “Free The Universe” le ha podido su constante escalada hacia el poderío de esa nueva casta social del star system americano que son los DJs; solo hay que ver la ristra de artistas colaboradores, con la presencia de Bruno Mars, Tyga, Wyclef Jean o Ezra Koening. Aquí hay mucho baile, sí. Y hay regusto jamaicano porque la mitad de los invitados lo llevan en la sangre. Pero también hay hambre de benjamines y ganas de llegar a lo más alto de las listas de Billboard. Diplo sigue siendo un productor excelente, pero su escala de valores ya no es la misma.

Escúchalo en GooglePlay

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar