Framework Framework

Álbumes

Mike Dehnert Mike DehnertFramework

7 / 10

Mike Dehnert  Framework DELSINEn Titán hay lagos de metano. Y hace mucho frío. 180 grados bajo cero en la superficie. Es allí donde encontraréis al primer colonizador del satélite saturniano. Sólo un monstruo con exoesqueleto de hueso blindado podría destilar su ambrosía en condiciones tan extremas. Se llama Mike Dehnert y no distinguiréis sus rasgos bajo la escafandra. Algunos dicen que la simple visión de su rostro puede chuparte la vida y dejarte bailando ad aeternum en el vacío interminable del dancefloor interestelar. No serías el primero en caer: ya hay ahí fuera una legión de zombies postrados a sus pies que responden como autómatas a sus construcciones de electrónica ultrarrepetitiva. ¿No queríais techno cerebral, congelado y fantasmagórico? ¿No queríais cero absoluto? ¿Negrura? Pues ahí llegan dos tazas.

Mike Dehnert no es ningún recién llegado: el undreground berlinés lleva ya varios años venerando sus producciones y su proselitismo dub al frente del sello Fachwerk. El productor alemán tiene una bola de cristal en una mano y las viejas escrituras technoides en la otra. Y, como demuestra en “Framework”, sabe hacer equilibrios entre lo que podríamos denominar el legado Tresor y las nuevas corrientes de futuro del 4 x 4. Su electrónica es cavernosa, contaminante e industrial, muy de DJ tool, pero al mismo tiempo está cincelada con una elegancia, una finura y un punto cósmico/deep muy difíciles de encontrar en discos de bombeo unidireccional. Es imposible no pensar en Basic Channel / Chain Reaction y en todos los santos del techno glacial que en los años 90 marcaron los senderos más oscuros del camino. Se nota que el berlinés les pone velitas a diario y “Framework” es un claro homenaje en cada track.

Partiendo de esa inequívoca base, cual Doctor Manhattan de las pistas, Dehnert construye su propia fortaleza de cristal en Marte con despuntes ruidistas – “Outro” es una maraña de interferencias que produce pánico–, cargas de profundidad fabricadas en Detroit – “Beatmatching”–, espiritismo futurista – “Kontextfrei” parece la psicofonía de un marciano– y loops machacantes, implacables, sobrecogedores. “Inversion”, por ejemplo, es un Apocalipsis de necro-house que penetra tu dermis como las agujas de “Audition”. Pero si no tienes suficiente con eso, si te va el cuero y te encanta la primera media hora de “Irreversible”, lo tuyo es “Palindrom”, una prueba de resistencia no apta apara pusilánimes del techno. La repetición de los efectos es tan martilleante y obsesiva que, si aguantas sus 11 minutos sin coger una Magnum y acribillar a los comensales de un McDonald’s, estarás preparado para soportar la llegada de los Jinetes. ¡Chsssst! ¿Oyes las pezuñas contra los adoquines? Los percherones están cada vez más cerca. Óscar Broc

Mike Dehnert - Framework Mike Dehnert - Palindrom

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar