For Emma, Forever Ago For Emma, Forever Ago

Álbumes

Bon Iver Bon IverFor Emma, Forever Ago

8 / 10

JAGJAGUWAR

Septiembre. Mes donde el curso planea sus labranzas. Donde las semillas, en la ciudad, se esparcen por las calles y los edificios. En los que algunos lloran por volver y otros sonríen mientras sus sueños revolotean impacientes por los espacios almidonados de las oficinas, los despachos, las habitaciones, los rincones. Yo me incluyo en el grupo último. He decidido subirme a las alas del día a día con arranques de entusiasmo y alegría. Al fin y al cabo, he comprendido que la vida devuelve lo que una le da y yo me cansé de aguantar hierro oxidado en mis manos. Detrás de la nada no hay nada, de tanto hurgar en la tristeza se acaba por desaparecer tras el telón. “Esa actitud melancólica hay que cambiarla –dice una voz- hay que saber aprovechar el tiempo y vivir cada uno de los días, poner en orden los humores, al mal tiempo buena cara, hay que aprender a seguir el ritmo, que pasan los años y luego nos lamentamos”… etcétera. Hasta que cayó en mis manos el disco de Bon Iver (o Justin Vernon, como queráis). Hubo un momento en su vida en que él se vio formando parte del primer grupo de gente y no del segundo. Fue de ésos que se toman la vida a la tremebunda hasta que tuvo que huir a las montañas. Y allí, cazando ciervos para alimentarse, fue acumulando acordes y versos que eran sus lamentos, en una soledad de nieve infinita y arces milenarios (que, de hecho, son los verdaderos padres del folk). En el momento en que ese falsete trasnochado irrumpió en “Flume” los pelos se me pusieron de punta. Noté el gesto de su hacha partiendo mi tronco interno. Hay que parar. Hay que dejar lo que se está haciendo y prestar atención. Bon Iver es alguien, sin duda, que necesita desahogarse. Necesita espantar sus demonios y vaciar lo que lleva dentro, arrancar los lloros y arrastrarse cayendo al suelo envuelto en una piel de espasmos. Un exorcismo. Una lucha interna que ha acabado por vencer, porque “For Emma, Forever Ago” es un disco revelador, redondo de principio a fin, que hace temblar hasta a los disecados animalitos de Damien Hirst . Nada de aparatosidades, nada de retorcidos giros recalcitrantes, nada de estridencias. Tan solo guitarras, palmas, algunas percusiones y una voz que se desdobla en múltiples. Visto así el folk tiene mucho de romántico, es encontrarse uno ante el infinito. Es saber detenerse para auscultarse entre las frenéticas multitudes. Y es por tanto aprender a escuchar también a la melancolía, si es que de ella deben surgir tantas cosas bellas.

Eli Úbeda

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

prostitución

Actualidad

“Yo soy una prostituta, no una prostituida ni una víctima”

"Es mucho más popular hablar de salvar a las víctimas que de proteger a las mujeres que deciden trabajar follando".

leer más
Dora Maar

Cultura

Dora Maar, la artista a la que Picasso intentó destruir

“Necesito construir un halo de misterio en torno a mí, porque todavía soy demasiado conocida como la mujer de Pablo”.

leer más
yeezys

Actualidad

Esta empresa alquila las zapatillas más codiciadas del mundo por días

Perfecto para el postureo en Instagram.

leer más
Contaminación del aire ambiente: evaluación mundial de la exposición y de la carga de morbilidad

Actualidad

La OMS alerta: el 92% de la población mundial vive en zonas con aire contaminado

Cuando cada bocanada de aire te mata un poco más. 

leer más
Elon Musk

Futuro

Elon Musk explica cómo lo hará para mandar gente a Marte dentro de seis años

“En 2024 tendremos los sistemas listos para comenzar los viajes a Marte. El objetivo es hacer que todo el que quiera ir, lo pueda hacer”.

leer más
emilie

Books

Emilie se suicidó a los 17 años, ahora sus padres publican su diario

No es una novela de terror. Es la vida real de una adolescente real que ya se ha ido.

leer más
Hardy

Sports

Tres Red Bull, tortilla de jamón y queso y un café como desayuno para ganar la Premier

"Si voy al gimnasio, me voy a hacer más lento"

leer más
Daniel Torres proceso paz

Sports

Este futbolista colombiano condena el proceso de paz porque no está presente Jesucristo

Radamel Falcao o Nairo Quintana sí apoyan el proceso de paz

leer más

cerrar
cerrar