Farm Farm

Álbumes

Dinosaur Jr. Dinosaur Jr.Farm

8.8 / 10

Dinosaur Jr.  Farm JAGJAGUWAR

“Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”. Valga el haiku de Monterroso para describir el lugar que a estas alturas ocupa el grupo norteamericano Dinosaur Jr. Con un largo paréntesis de por medio, la banda liderada por J Mascis está celebrando este año su primer cuarto de siglo en activo. Por tanto, claro que estaba allí el dinosaurio. Y aquí sigue. Además parece seguir intacto, cómo si el tiempo no pasara para él, cómo si nada pudiera amenazar su existencia y llevarlo a la extinción. Lejos de mutar y adaptarse al medio para una mejor supervivencia, Dinosaur Jr. volvió en 2005 con todo su ADN, es decir, con la formación original que cuenta al bajo con el príncipe del indie Lou Barlow. Se recuperó así el mágico triángulo creativo que firmó la trilogía con la que se establecieron los cimientos de un sonido clásico, resistente, imbatible. Como todo lo clásico, en el fondo era (y es) bastante simple: batería efectiva, bajo veloz y, sobre todo, la voz de falso falsete de J Mascis y su guitarra desbocada surfeando entre olas de sonido. Así quedó documentado en sus tres primeros discos: “Dinosaur” (1985), “You're Living All Over Me” (1987) y “Bug” (1988). Así sonaron en esa trilogía sagrada y así lo siguen haciendo ahora, por los siglos de los siglos.

No hay nada más dulce que la reconciliación de dos viejos amigos, que empiezan a olvidar por qué llegaron a discutir, por qué se distanciaron... Y eso que en su momento parece que Barlow abandonó el dinosaurio profundamente molesto. Ese momento de rabia lo recogió en “The Freed Pig”, una de las canciones que forman parte de otra piedra de toque del indie, digamos, clásico: el “III” de Sebadoh, el proyecto en el que concentró sus esfuerzos tras su marcha. “Tenías razón (…) es triste pero no es tu culpa (…) ahora quedas libre” son algunos fragmentos de la letra de esa canción, medio despedida, medio venganza. Por suerte todo eso quedó atrás y Dinosaur Jr. ya hace unos años que ha recuperado todas sus patas. Porque aunque la personalidad del grupo la siga aportando J Mascis, con su voz, su guitarra y su melena a partes iguales, Lou Barlow sigue siendo el contrapunto ideal, además de uno de los compositores más inspirados de su generación. El dinosaurio volvió con “Beyond” (2007), pero ha desentumecido definitivamente sus pesados músculos con “Farm”.

Todo lo que siempre ha representado Dinosaur Jr. vuelve a presidir su nuevo disco y se nos devuelve así un clásico absoluto en plena forma. Volumen brutal y velocidad sin renunciar a una sensibilidad marca de la casa y la guitarra de Mascis, siempre la guitarra de Mascis. Todo sigue inmarcesible, todo sigue estando ahí. Así, “Farm” representa una recuperación nostálgica, pero a la vez es toda una lección para las bandas y los oyentes más recientes que podrán (re)descubrir una formación imbatible, fiel a sus principios, cuyo discurso no ha perdido validez ni sentido. Qué suerte que el dinosaurio siga aquí, imponente, insobornable, con su media sonrisa. Qué suerte que vuelva a caminar entre nosotros y con pasos tan firmes.

Josep Martín

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar