Fantasma Parastasie Fantasma Parastasie

Álbumes

Aidan Baker & Tim Hecker Aidan Baker & Tim HeckerFantasma Parastasie

7.5 / 10

Aidan Baker & Tim Hecker  Fantasma Parastasie

ALIEN 8 “Fantasma Parastasie” es el fruto de la unión de esfuerzos de dos de los más activos músicos en la escena experimental canadiense. Aidan Baker, escritor además de músico (flautista travesero de formación clásica, y autodidacta en el manejo de batería, guitarras y otros cuantos instrumentos), lleva desde principios de década editando discos tanto en solitario como dentro de la disciplina de proyectos colectivos como ARC (ambient a base de guitarras) o Nadja (dúo compartido con Leah Buckareff que se mueve por la profundas cavidades del ambient-doom metal siguiendo las huellas de Khanate, Troum o Sun O)))). Su trabajo en solitario siempre ha estado dirigido a explorar desde una óptica marcadamente deconstructivista las posibilidades que ofrece la guitarra eléctrica como fuente sonora básica de unas composiciones que han oscilado sin sofoco entre la moderna composición clásica (ha escrito piezas para el Penderecki String Quartet o el The Uxbridge Chamber Choir), el post-rock más onírico o el noise experimental. En paralelo, Tim Hecker lleva una década explorando las posibilidades del sonido desde distintos frentes. A Hecker le gusta moverse en la intersección entre ruidos, disonancias y melodías, siendo capaz de dotar a su música de una extraña cualidad sensual a pesar de su naturaleza turbia y abstracta. A medio camino entre el post-rock de texturas flotantes y la electrónica con apego por la microedición y el procesado digital de fuentes naturales de audio, su trabajo siempre se ha caracterizado por la yuxtaposición de estilos: ni es ambient al uso ni es rock ni es simplemente electrónica; es todo eso (y más) dispuesto en capas superpuestas.Con esos mimbres estos cestos. “Fantasma Parastasie” es el resultado de varias sesiones de grabación y mezcla compartidas por Baker y Hecker en el estudio que el segundo posee en Montreal, sesiones en las que el dúo se dedica a estirar la posibilidades de la distorsión como materia generadora de texturas sonoras. Por momentos se echa en falta la dimensión emotiva, incluso dramática, que casi siempre exhibe la música de Hecker. Por contra, el disco sorprende por su intensidad física desde el mismo momento en que suena el saturado comienzo de “Phantom on a Pedestal”, enorme minisinfonía en clave de ambient noise, pura distorsión orquestada recorrida por fibras ligeras de guitarras y órganos radioactivos que llaman a la más placentera sobrecarga de nuestros sentidos. Lo mismo que “Gallery Of The Invisible Woman”, movimiento en dos partes que nace como feroz ventisca de electricidad extática y acaba sonando como lo haría una pieza de Arvo Part que llegara hasta tus oídos atravesando la pantalla envuelta en niebla de una televisión mal sintonizada. Esos son dos de los momentos álgidos de un álbum que tiene otra de sus cimas en “Dream of The Nightmare” y sus guitarras fractales refrescadas por el humor húmedo que aporta un tapiz sonoro que parece robado de una copiosa tormenta de verano. “Fantasma Parastasie” funciona como coda letárgica de una colaboración que arroja resultados brillantes y que merecería puntuaciones aún más altas si el dúo se hubiese ahorrado un par de momentos (el ambient tintineante de “Auditory Spirits”, un tanto disperso, o “Skeleton Dance” como ejemplo más claro y no del todo bien resuelto del factor doom metal aportado por Baker) que resultan algo más prescindibles. Perfecto aperitivo para el próximo álbum de Hecker en Kranky, anunciado para el próximo mes de enero. Será tremendo. ¿Acaso lo dudas?

Luis M. Rguez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar