Fang Fang

Álbumes

Guillamino GuillaminoFang

7 / 10

Guillamino  Fang BANKROBBER

Pau Guillamet, a quien reconocerás como Guillamino, se ha dejado de experimentos e idas de olla electrónicas para ir al grano y firmar uno de sus álbumes más accesibles. “Fang” (que significa fango, barro; aún así, el juego de palabras en catalán ya indica que el funk lo domina todo) representa su retorno al pop de calado inmediato. El barcelonés, retrocediendo en el tiempo a aquellos finales de los ochenta en los que los teclados se enorgullecían de escupir riffs horteras pasados de vueltas, firma diez canciones en las que explora el funk-pop de aquella prodigiosa era convirtiéndose en una versión local del mejor Prince. Reduciendo conscientemente su paleta sonora (aparte de su inseparable ordenador, todos los temas cuentan con el protagonismo absolutista de un pesado Casio CZ5000), Guillamino nos presenta un resplandeciente viraje a las pistas de baile de su adolescencia. No es que se nos haya puesto más nostálgico de la cuenta, sino más bien que le ha llegado el momento de rendir tributo a las melodías y los herederos contemporáneos (ahí están Hudson Mohawke o los propios Chromeo si se tomaran a sí mismos más en serio) de un sonido reivindicado generacionalmente en pro de la sensualidad sintética.

Empleando indistintamente tanto el catalán como el inglés, Guillamet, a su vez, da forma a teclados y notas de armónica que le deben su condición hortera a las machacantes armonías bailables de inspiración arábiga (como ocurre en “Dorm Nena” o la pegajosa “Telepath Lover”), y no se olvida de ese hip hop que tan buenos resultados le ha dado a lo largo de su discografía. Este último lugar lo ocupa “Help Me” (con la contribución de Coco Solid y Violet), una de las piezas más llamativas, en las que el inconformista artista demuestra su amplitud de miras en cuanto a registros vocales se refiere. Pese a regocijarse en su ahogo por el lodo en más de una ocasión ( “Natura Morta”), lo cierto es que el último trabajo de Guillamino es uno de los más disfrutables de su carrera. Le ha sentado más que bien dejar de machacarse en el gimnasio, tal como nos confesó hace un año en el EP “Whip Gymnastix”, y darse algún que otro capricho culinario.

Sergio del Amo

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar