FRKWYS Vol. 9 FRKWYS Vol. 9

Álbumes

Sun Araw & M. Gedds Gengras meet The Congos Sun Araw & M. Gedds Gengras meet The CongosFRKWYS Vol. 9

8 / 10

Tras reunir a los nombres más importantes del hypnagogic pop en su séptimo volumen, la novena entrega de la cada vez más imprescindible serie FRKWYS, impulsada por el sello RVNG Intl. –el mismo que ha publicado el “Ekstasis” de Julia Holter, uno de los mejores discos de lo que llevamos de año–, vuelve a acertar juntando a otro de los máximos exponentes del hypnagogic pop con The Congos, uno de los nombres más recordados de la etapa dorada de Lee Scratch Perry como productor. La música de Sun Araw siempre ha incorporado técnicas del dub en su producción, sobre todo en la labor de mezclas posterior a la grabación de sus discos, basadas en improvisaciones. Sin embargo, para la ocasión Camerone Stallones (el hombre tras Sun Araw) con la ayuda de M. Geddes Gengras ha tenido el acierto de no intentar replicar el sonido clásico de The Congos, firmemente asentado en la producción de Lee Scratch Perry, para en cambio buscar un punto en común desde el que explorar nuevas posibilidades musicales.

La principal conexión entre Sun Araw y The Congos es la espiritualidad, aunque bastante diferente en cada caso: la de Sun Araw es heterodoxa, ecléctica, típica de la costa oeste estadounidense, mientras que la de The Congos parte de la ortodoxia del rastafarianismo jamaicano. Esta espiritualidad es evidente simplemente con echar un vistazo a los títulos de las canciones del disco: “Thanks And Praise” e “Invocation” son dos claros ejemplos. Lo interesante en ambos casos es cómo esa espiritualidad les ha servido como punto de encuentro y de partida para buscar nuevas formas musicales de manera conjunta, y desde esa postura ha sido concebido este disco.

Lo que han conseguido tiene el valor de abrir la música de Sun Araw –que, de hecho, forma la espina dorsal del álbum– más allá de su tradicional solipsismo hacia algo más participativo, gracias a la técnica de improvisación colectiva. Así, frente a los discos anteriores de Sun Araw, que reflejaban espacios interiores, en este caso la música suena más terrenal, mucho más aireada, incluso más frágil y humana, iluminando de optimismo una música habitualmente distópica. En algunos momentos –los más relajados, en realidad los mejores del disco– como “Thanks And Praise” o “New Binghi” llegan a sonar cercanos a los experimentos con el ambient y la Fourth World Music de gente como Dolphins Into The Future.

En la entrevista publicada en el número de abril de The Wire, el propio Stallones explica sus teorías sobre la percepción del tiempo. Para Stallones, el tiempo tal y como aparece reflejado en su música funde el pasado con el presente y el futuro, un poco como les pasa a los observadores en la serie de ciencia-ficción “Fringe”. Esta idea es la base sobre la que construir sus improvisaciones, en las que se trata de alcanzar una suspensión de la percepción del tiempo a través de bucles, drones e improvisación libre. Trascender el presente en busca de otra realidad es el psicodélico objetivo de Sun Araw, mientras que The Congos también buscaban trascender un espacio geográfico, Jamaica, para volver, al menos imaginariamente, a su África natal, un deseo que está en la base de la espiritualidad jamaicana. En ambos casos, los resultados son nuevas reinterpretaciones de la psicodelia, de músicas que buscan alterar la percepción de la realidad, fundidas sin que se noten las costuras en este disco, demostrando que todas las partes implicadas llegaron a un entendimiento mutuo, sin el cual la colaboración no habría funcionado.

Pero quizás lo más interesante de este disco será ver si influye de alguna manera en la trayectoria posterior de Sun Araw, cuya estética está ya fuertemente afianzada y es inmediatamente reconocible. No es difícil imaginar que esta inmersión en la música jamaicana –recordemos que el disco fue grabado en el estudio que poseen The Congos en el país caribeño– le puede llevar a nuevos territorios. Mientras tanto, hay que celebrar, una vez más, el acierto del sello RVNG Intl. a la hora de plantear colaboraciones entre músicos de distintas generaciones en las que no se busca el encuentro anecdótico, sino que certifican los puntos en común para tomarlos como punto de partida para innovar.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar