Exit Strategy Exit Strategy

Álbumes

Larvae LarvaeExit Strategy

7 / 10

En términos futbolísticos, se puede decir que Matthew Jeanes, el responsable del proyecto Larvae, se ha hecho un Pep Guardiola: desaparecer del mapa en un punto muy alto de su carrera, tras la publicación de “Loss Leader”, tercer capítulo de una trilogía no declarada en la que este músico norteamericano explotó con brillantez los márgenes de la electrónica orgánica, el hip hop shoegaze y el ambient planeador, porque tenía la sensación de que por esa línea ya no podía sacar más petróleo. Jeanes, al igual que el ex técnico azulgrana, sintió entonces que se había vaciado y que necesitaba llenarse por dentro, y para recargar pilas, refundar ideas y replantearse su propio discurso ha necesitado cuatro años de silencio discográfico abruptamente rotos ahora con la llegada de “Exit Strategy”, que vendría a ser el equivalente de un nuevo proyecto futbolístico de Guardiola, en otro país, otra liga, otros jugadores y otra mentalidad.

El seguidor de Larvae apreciará muchas diferencias entre este cuarto disco y, sobre todo, los dos primeros, muchas de ellas de aspecto expresivo y musical, pero hay una idea que sobresale por encima de consideraciones estrictamente sonoras: las ganas de salirse de su zona de comodidad, de su perímetro de seguridad, para abastecerse de nuevas ideas. “Exit Strategy” es el álbum menos electrónico y menos cerebral de cuantos ha grabado Jeanes, pero da la impresión de que esto se produce ya no sólo por una cuestión de prestaciones instrumentales sino también por un sentido de la composición y la ejecución de su propuesta. Sigue utilizando y sacándole máximo partido a esos beats hip hop, duros y bombásticos, que forman parte indisociable de su fórmula, pero ahora se deja aconsejar por las guitarras y los arreglos de cuerda, dos elementos que adquieren máximo protagonismo en este viaje y que antes apenas merecían atención por su parte. Todo parece más equilibrado.

Esta búsqueda de recursos más orgánicos y convencionales tiene mucha incidencia en sus canciones: melodías más trabajadas y detallistas, pulso sereno e íntimo, tempo aplacado y poso melancólico dan vida a una grabación que en cierto modo viene a ser su particular definición de la reflexión y la introspección. Íntegramente instrumental, fusionando el hip hop instrumental y el pop shoegaze en un mismo frente común, muy a la manera de Ghostly International, pero sin rendirse nunca a los encantos del pop o de las bolas de ruido evanescente, “Exit Strategy” es una vía muy válida, resolutiva y pragmática de reconducir el ambient, o una idea del ambient, a territorios igual de contemplativos pero más físicos y tangibles.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar