Eskimo Snow Eskimo Snow

Álbumes

Why? Why?Eskimo Snow

6.5 / 10

Why?  Eskimo Snow ANTICON

Deberían colgar al tipo que propone a los grupos grabar discos de descartes o a los mismos grupos por hacer tal cosa. En serio, si esos temas no entran en el disco porque son malos, ¿qué les lleva a publicar después un álbum con ellos? Es que no hay grupo que haya sacado un disco de estos y, contando poquísimas excepciones, no haya sido un fracaso. Vale, el dinero tendrá algo que ver para publicar cosas así pero, con tanta descarga ilegal, la gente ya no se va a comprar un disco si lo ha escuchado antes y piensa que es malo. Bien, dicho todo esto, no es muy difícil adivinar que es lo que Why? presenta como último disco y, con un poco de intuición, cualquier lector puede adivinar por dónde van a ir los tiros de las líneas de a continuación. Primero los hechos. “Eskimo Snow”, el nuevo álbum del proyecto más folkie del colectivo californiano Anticon recoge los descartes del gran “Alopecia”, un disco que confirmaba las buenas sensaciones que “Elephant Eyelash” había dejado. Why? habían cuadrado la fórmula indie-hip hop, y para todos aquellos que no saben qué hace un MC, quien es Dr. Dre o qué es tener flow representaba una pequeña alegría. El resultado era impactante: la palabrería desbocada de Yoni Wolf sonaba de narices con unos arreglos poperos de lo más atrevidos.

Estaban ahí arriba y ahora van y sacan esto que no es malo aunque no tanto como cabría esperar. Si hay que ponerle un adjetivo, éste es descafeinado. En este disco, la fórmula mágica ha fallado y se ha decantado por el lado menos esperado: el indie. Arpegios por aquí, ruiditos por allá y voces melódicas. ¿Melódicas? Totalmente. En “Eskimo Snow” no hay ni un solo rapeo. Nada. Eso sí, hay canciones preciosas como “ Berkeley By Hearseback”, otras un poco más peñazo como “ January Twenty Something” o “ Even Good Wood Gone” y alguna que la pasas al séptimo segundo porque da vergüenza escucharla como es el caso de la impresentable “ One Rose”. Mención aparte se merece “ This Blackest Purse” que tiene un rollo muy del “Alopecia” pero en ñoño. Por otro lado, en general, las letras mantienen un nivel cercano a los discos anteriores, con esos vaivenes íntimos con el mundo real y la jerga de la calle. Al menos, Wolf no escatima en imágenes feas y tampoco duda en mezclarlas con aspectos metafísicos.

Para la suerte del grupo o para la nuestra, la excusa que esto de hacer canciones aburridas es síntoma de madurez no sirve aquí. En principio, si es un disco de descartes, no puede representar un cambio en la línea artística del grupo. Es simplemente lo que no servía para el disco principal. De lo contrario, sería para crucificarlos y no es una broma. Why? tiene (o tenía) una personalidad muy marcada que les hacía diferentes. Podían gustar o no, pero se reconocía un estilo. En “Eskimo Snow” hay un pop normalísimo que cualquier grupo que aparece día sí, día también, puede marcarse. “Es la cosa menos hip hop en que he participado”, decía Yoni Wolf en una entrevista recientemente. Esperemos que en los próximos años pueda seguir diciendo lo mismo sobre este álbum.

Gabriel Trindade

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar