Escapism Escapism

Álbumes

Conforce ConforceEscapism

7 / 10

DELSIN

Cuando repasamos los nombres decisivos de la última generación del techno de textura acuosa y pulso mecánico, la que empieza con Deepchord a principios de la década anterior y acaba en los últimos discos editados por sellos como Echocord o Meanwhile, normalmente se quedaba fuera el de Boris Bunnik. El segundo plano al que siempre se veía relegado el hombre detrás del proyecto Conforce se debía, lógicamente, a la dura competencia que había en esa área amplia entre el dub de latido fuerte y el revivalismo Detroit, con fieras de la importancia como Quantec, Sven Weisemann o Arne Weinberg editando material con una regularidad y una fiabilidad admirables. También es cierto que en esta disciplina con unas leyes tan rígidas y difíciles de esquivar, cualquiera que viniera con un discurso con cimientos sólidos y bien argumentado estaba en disposición de acelerar un sorpasso y convertirse en el favorito de los fans, como en su momento ocurrió con Bvdub o Brendon Moeller, ese mismo acelerón que siempre le faltó a Mikkel Metal. En definitiva, cuando el margen de maniobra es escaso y la exigencia altísima, sólo hay espacio para los mejores. Y Conforce siempre estaba alrededor, pero nunca en cabeza.

El año pasado pudo haber sido el de su despegue, pero “Machine Conspiracy” fue un álbum sólo para gourmets de la cosa profunda, para una facción de pretorianos del techno-dub con un grado de iniciación próximo al 33 que, se dice, es el máximo entre los hermanos francmasones, y que por estos lares technoides también debe andar cerca. Aquel estreno en grande y largo en Meanwhile no sólo recordaba viejas portadas ocres del sello DiN y tenía ese renqueo electro tan Claro Intelecto por momentos, sino que además participaba de un sonido maduro y perfeccionista, incluso demasiado técnico para una escuela en la que lo normal es no partir los beats y dejar que las capas de ambient fluyan por cauces rectos como ríos de lágrimas. Y a juzgar por “Escapism”, el segundo álbum del holandés tras algunos EPs de tanteo en Delsin y en sellos cercanos –de Clone a Rush Hour–, a Conforce se le seguirá negando la preeminencia, pero no se le podrá dejar de reconocer la audacia. Todo lo que estaba apuntado como un esbozo en el primer disco en Meanwhile aquí aparece redoblado en la apuesta, perfeccionado en la forma, pulido en los mínimos detalles: es un despliegue de intenciones con doble filo, porque mientras por un lado intenta agradar, por el otro hunde su escalpelo en el cerebro en busca de un punto de máxima sensibilidad.

Dicho de otra forma: la dependencia de la fórmula post-Basic Channel sigue ahí, pero más como un punto de origen a partir del cual retorcer ideas y encontrar hallazgos que suenen frescos. No es la reinvención del techno, del mismo modo en que Ferran Adrià ha reinventado la cocina a partir de las recetas de toda la vida, pero sí es un intento de practicar la heterodoxia desde la ortodoxia. Un ejemplo nítido: “Lonely Run” empieza con la caja y el bombo bien compenetrados, con un bajo muelle latiendo por debajo, con sintes que rompen la coraza rítmica rígida y se van esparciendo como rayos de sol. Pero luego entra una modificación en el bombo, se rompe y se relaja, se transforma en electro de intención espacial y, a medida que avanza el track, esos mismos sintes de antes se vuelven abstractos y disonantes mientras una sensación de rareza lo invade todo. Y “Lonely Run” es sólo uno de los cortes más convencionales de todo “Escapism”: en “Within” los bombos van a destiempo sobre un lecho de ambient líquido y lechoso, en “Ominous” parece que vaya a brotar ácido, pero como si fuera un géiser incontrolable, “Elude” es otra maniobra electro al traspiés, y así durante todo el minutaje de un disco que no renovará el techno, pero demuestra haber comprendido cuál es la forma de hacerlo en el futuro para evitar que el género se oxide, obteniendo de paso resultados novedosos a partir de procedimientos valientes.

Javier Blánquez

Conforce - Escapism - Delsin by Conforce/K2VX/Versalife..

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar