Endless planets Endless planets

Álbumes

Austin Peralta Austin PeraltaEndless planets

7.4 / 10

Austin Peralta  Endless planets BRAINFEEDER

Cuando imagino al clásico pianista de jazz, al virtuoso de la tecla, acude a mi mente la prototípica imagen de un señor entrado en años, de piel castigada, chepa prominente, cigarrillo suspendido en el labio inferior y traje una talla grande. Error. Austin Peralta se ha propuesto desafiar los tópicos y ubicar el jazz en un espectro más accesible para las nuevas generaciones de oyentes. No llega a la veintena, es hijo del skater de culto Stacy Peralta y tiene pinta de adolescente de los años 80, si es que todavía conserva esa melenita estilo Goonies. ¿Y sabéis qué? A pesar de ser una anomalía en el tapiz jazzístico, el chavalín es una centrifugadora musical con patas, un prodigio muy poco habitual al que se le abre un futuro esplendoroso. No es casualidad que Flying Lotus le haya elegido para abanderar la primera incursión en el jazz, llamémosle puro, de Brainfeeder; Peralta encarna a la perfección las nuevas perspectivas del sello angelino: no está contaminado por los prejuicios, tiene la osadía y el hambre de la juventud, muestra un respeto reverencial por las raíces, pero mira siempre hacia delante y, lo más importante, es un maldito superdotado en lo suyo (tocar con Chick Corea, Hank Jones o Ron Carter no lo consigue ningún mediocre, eso está claro).

El niño prodigio se acompaña de músicos de altura – Zane Musa, Ben Wendel, Hamilton Price y Zach Harmon– para emprender un viaje fascinante por el jazz en formato clásico (y virtuoso), pero con un espíritu vigorizante, fresco y abierto a sensibilidades que jamás habrían prestado atención a este tipo de música. “Endless Planets” dispone sobre el tapete siete desarrollos neblinosos y crepusculares en los que el piano de Austin traza caracoleos y partituras increíbles para un chico tan joven. Sus ejercicios sincronizados con la sección de viento –magnífico en “One To Love”, acongojante en los 13 deliciosos minutos de “Algiers”– y su madurez en la doma del piano convierten este maravilloso experimento en una de las aventuras más estimulantes del catálogo reciente de Brainfeeder, una escudería que no parar de crecer y asimilar corrientes de sonido en las antípodas del futurismo electrónico del que muchos decían que no podría escapar. Si con esto consiguen convertir el jazz en la next big thing de la modernidad en Los Ángeles, prometo tatuarme el nombre de FlyLo en la nalga derecha y la cara de este mocoso genial en la izquierda.

Óscar Broc

Austin Peralta - Capricornus {youtube width="100%" height="25"}6E3WyWiWnUM{/youtube}

Austin Peralta - Algiers {youtube width="100%" height="25"}DipaQNHewXw{/youtube}

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar