Egyptian Wrinkle Egyptian Wrinkle

Álbumes

Boy Friend Boy FriendEgyptian Wrinkle

5.1 / 10

La etiqueta dream-pop (o chillwave, o witch house, o lo que se quiera) ha dado cobijo a muchísimos jóvenes productores de dormitorio. Algunos tienen muchas cosas que contarnos, como Youth Lagoon y sus ansias nostálgicas; otros, como Tamaryn, sin ser para tirar cohetes, nos han dejado con un par o tres de buenas canciones y luego están Boy Friend . Este es el alias de dos amigas del alma, Christa Palazzolo y Sarah Brown que, si os suenan sus nombres, es que vivís en la blogosfera: estas dos jóvenes mozas de Austin formaban parte, hasta finales de 2010, de otro proyecto, Sleep?Over. Los puntos en común con la banda de Stefanie Franciotti son muchos, pues ambas se mueven por esos territorios de duermevela y sugestión. Pero mientras que la propuesta de Franciotti resultaba hasta cierto punto interesante (aunque en el repaso de lo más destacado de 2011 nadie se acordó de ella), Palazzolo y Brown han ofrecido con su álbum de debut, “Egyptian Wrinkle”, algo vulgar e intrascendente.

El disco, que fue grabado en verano de 2011 en la casa de un amigo que tenían en común en el norte de Austin, rodeada de perros, bongos y cálidas vibraciones tejanas, muestra las distintas preferencias estilísticas de la dupla. Por supuesto, si hacemos caso al sello, porque si le damos un buen repaso comprobamos que se trata de uno de los trabajos más planos que se recuerdan en mucho tiempo, en el que las canciones van pasando y nos preguntamos si no hemos estado escuchando durante poco más de media hora el mismo tema. “Egyptian Wrinkle” comienza con una pieza instrumental, “Rogue Waves I”, que evidencia las cualidades que buscan Boy Friend en su música, es decir, que ésta sea etérea y atmosférica. Pero el objetivo se frustra con una instrumentación que confunde lo sobrio y minimalista con lo simple. En “Bad Dreams” podemos escuchar por primera vez sus voces y sirven para explicar el problema de su música: si bien no molesta –no te sangrarán los oídos al ponerte este álbum–, carece de cualquier tipo de personalidad. En este y otros cortes se atisban rasgos de grupos contemporáneos como Pure X y Twin Sister (al margen de los citados Sleep?Over) y bandas legendarias como Cocteau Twins, pero a diferencia de todos estos artistas, Palazzolo y Brown parecen esmerarse en no hacer nada memorable, construir un largo sin apenas estribillos perdurables.

Aunque no todo es para tirarlo al mar. Hay algunos momentos en los que no se dedican a incluir perezosas percusiones a base de cajas de ritmos y emplean instrumentos orgánicos como el anteriormente citado bongo ( “Egyptian Wrinkle”). El momento a cappella de “Breathe” no está mal como idea y, si nos pidiesen salvar algo de la quema, sería “False Cross”, una versión low-cost de Beach House, con algo más de garra que el resto del repertorio, con un coro que denota cierto esfuerzo y en el que sí consiguen a medias embrujarnos. Chicas, la competencia en el dream-pop está dura, así que más os vale poneros las pilas si no queréis que os pasen por encima.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

rhino

Actualidad

La muerte de Nabiré deja solo 4 rinocerontes blancos en el mundo

No se han logrado reproducir y posiblemente sea el fin

leer más
Fadumo Dayib

Actualidad

Ella puede ser la primera presidenta del país más horrible para ser mujer

"Las mujeres no tenemos que negociar nuestra existencia".

leer más
gas de la risa

Actualidad

El gas de la risa podría darte un disgusto (mortal)

"Creo que la cosa va de gente joven divirtiéndose, y ellos (los legisladores) odian a la gente joven divirtiéndose, porque ellos son unos ...

leer más
crowd

Actualidad

Dentro de 75 años la humanidad no cabrá en la Tierra

India será el país más poblado del mundo en 2024.

leer más
crema

Actualidad

La pregunta que nunca te habías hecho sobre tu crema solar

#CremaGratis

leer más
Mentiras

Historias

25 cosas que nos enseñaron en la escuela y que son completamente falsas

Es hora de desaprender.

leer más
izima

Historias

Volver sola a casa puede ser lo último que hagas cuando eres una chica

Random House publica 'Chicas muertas' de Selva Almada

leer más
muxhes

Historias

Muxhes: la decadencia de una cultura transgénero centenaria

Los zapotecos mexicanos han aceptado siempre el tercer género como algo natural

leer más

cerrar
cerrar