Eclíptica Eclíptica

Álbumes

Santiago Latorre Santiago LatorreEclíptica

7.5 / 10

Santiago Latorre  Eclíptica FOEHN RECORDS

No anda la escena independiente española sobrada de francotiradores adscritos a la escena ambient, precisamente. Escasea el talento y la competitividad en ese frente estilístico, de ahí que cuando uno topa con un personaje como el barcelonés Santiago Latorre la satisfacción llegue por duplicado. Su debut, el desconocido y nada mediático “Órbita”, merecía mucho la pena por diversas razones, pero sobre todo por la valentía que mostraban unas composiciones de perfil aislacionista y ademanes pop especialmente caras de ver en nuestro país. Con detritus post-rock, esencia de banda sonora imaginaria y registros ambient, su puesta de largo permitía extraer dos conclusiones complementarias: la primera, que al artista le quedaba largo recorrido para pulir y desarrollar su propuesta, aún verde; la segunda, que su segundo álbum estaba predestinado a confirmar y engrandecer su estela.

Y de eso se ocupa “Eclíptica”, publicado por Foehn, que sigue en su empeño de descubrir al público las joyas del subsuelo patrio. Progresión lógica pero mejorada y refinada de su predecesor, este salto de calidad se manifiesta en diversos aspectos expresivos y emocionales de las canciones. Si su debut a ratos parecía disperso y descentrado, en el sentido de que parecía más una sucesión de ideas no siempre conexas, aquí el discurso se nos presenta más cohesionado y sólido, también más compacto, sin fisuras. Si “Órbita” jugaba con insistencia con referencias del free-jazz y la música improvisada, vehículo para la experimentación al que no siempre era fácil agarrarse, “Eclíptica” prefiere bucear por un post-rock sigiloso, acuático y casi zen que contiene más aristas y territorios para la exploración y la empatía emocional.

El arranque del álbum es muy sintomático y representativo. “E1” se construye a partir de notas de piano en progresión lenta y casi fúnebre; “E2” sorprendentemente recuerda al Mark Hollis de su misterioso debut en solitario, sobre todo en la manera de arrastrar los instrumentos en un contexto de ambient-jazz; “Si El Sol No Calienta”, por el contrario, juega con la voz del compositor para orquestar una pequeña pero arrebatadora píldora de pop pastoral. Este elemento vocal está muy presente en el recorrido, y refuerza la intención aperturista de nuestro protagonista. Y “E4”, por citar un último ejemplo, recupera ese perfume característico del último Mark Hollis, jazz de cámara con el añadido de beats electrónicos y una atmósfera especialmente melancólica. Son algunos fragmentos que ilustran la depuración expresiva de “Eclíptica”, un álbum que a pesar de su austeridad estética y su aparente sencillez formal engloba un universo íntimo, personal y sentimental de profundo calado y notable ambición.

Julio Pardo

Eclíptica” en streaming.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar