Dream Island Laughing Language Dream Island Laughing Language

Álbumes

Lucky Dragons Lucky DragonsDream Island Laughing Language

8 / 10

Lucky Dragons  Dream Island Laughing Language MARRIAGE

Otro microcosmos dentro del underground indie. Seguirle el rastro a Luke Fischbeck – estudiante de música electrónica - y Sarah Rara puede acarrear un intenso dolor de cabeza. Dieciocho grabaciones en esta década lo dice todo de la incontinencia de esta pareja artística afincada en Los Angeles. Entre su anterior trabajo (“ Widows”) y este “Dream Island Laughing Language” media la sana intención de elaborar un cuadro sinóptico lo más concreto posible de los descubrimientos surgidos en este laboratorio. El último trabajo de Lucky Dragons es ese continente que exigían unas ideas que se escapaban por sus bordes.

Antes de escuchar el disco ya había leído alguna reseña. Me llamaba la atención que hiciera referencia a la fisicidad del sonido. No entendía exactamente qué me iba a encontrar en estos veintidós bocetos, aunque nada más introducirme en los loops de “Morning Ritual” o “What Lyer” me invadió la misma sensación de hipnótica sumisión que supone sumergirse por primera vez en las composiciones más lisérgicas de Terry Riley o en las estructuras rítmicas aditivas de Steve Reich, a las que “Morning Ritual” le debe más de un beat. Incluso la repetición de patrones vocales en “ Oh I Understand” es algo que ya manejaban los minimalistas desde los sesenta.

Lucky Dragons proponen varias cosas. Una recontextualización del tribalismo: mirar hacia los patrones más primitivos para proyectarse con fuerza hacia delante. Una concreción de la manipulación digital en temas que no se exceden más de lo necesario: ¿un nuevo diseño de canción? Y una nueva estética del do it yourself: más tecnológica, menos artesana. “Dream Island Laughing Language” es un bloc de notas exuberante y volátil que, por mucho que se le lustre y se le coloque un lomo, nunca querrá ser un libro.

César Estabiel

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar