Will I Dream During The Process? (DeepChord Redesigns) Will I Dream During The Process? (DeepChord Redesigns)

Álbumes

Yagya YagyaWill I Dream During The Process? (DeepChord Redesigns)

7.3 / 10

Si hablamos de techno-dub envolvente, que induce a una sensación de flotar a gravedad cero, Yagya es un nombre importante, aunque de conocimiento poco difundido. Su primer álbum se remonta a 2002 -era “Rhythm of Snow”, editado originalmente en el extinto sello Force Inc. e inspirado en la caída delicada de la nieve en el polo norte-, y entre tanto han aparecido tres discos más, todos ellos separados por generosos espacios de descanso de tres años. Los dos siguientes, editados en Sending Orbs -el sello de Kettel-, son obras mayores, aunque de relevancia menor, en el estilo que han dominado en estos años Bvdub y Echospace. El problemático, sin embargo, es el último, “The Inescapable Decay of my Heart” (2012): era un CD doble, con versiones vocales e instrumentales del mismo material, y en el que el productor islandés -Aðalsteinn Guðmundsson es su nombre real- parecía querer hacerse ‘un Luomo’ incrustando melodías sensibleras y voces de gatita en celo sobre los colchones de ambient pulsante marca de la casa.

No fue un disco relevante y pasó sin pena ni gloria porque los consumidores de este tipo de material no suelen aceptar el giro pop a menos que sea con un enfoque extraordinario -uno de los pocos casos que se salvan es, no por casualidad, el legendario “Vocal City” (2000) de Luomo-. Por eso, puestos a reivindicar un título de la carrera de Yagya, hay que irse atrás y rescatar la verdadera joya, aquel “Will I Dream During The Process?” de 2006, maravilloso ejercicio de estilo que competía por entonces con lo mejor que se estaba publicando en el entorno Echospace. Este remix prolongado, en el que Rod Modell -competencia transformada ahora en amistad colaborativa- mete mano hasta el codo, consiste en un artefacto limitado en su versión física -250 copias editadas por el pequeño sello Subwax BCN, propietarios a la vez de la tienda situada en el local que antiguamente perteneció a CD-Drome-, pero fácilmente localizable en digital y que añade abundantes minutos de oficio y ambrosía al subgénero invariable, pero satisfactorio siempre que está bien hecho, del dub algodonoso envuelto en capas de ambient denso y apuntalado por beats 4x4 hinchados como con levadura. DeepChord, en definitiva, regresa gustoso a sus orígenes, hace un trabajo fino potenciando la transparencia de las texturas ambient y reconfigurando los patrones rítmicos para que la música palpite, abrace y cree la adecuada impresión de confort. Es un sonido más sobado que el pomo de una puerta, recurrente y sin alteraciones, pero es como la receta del pan: si está bien hecho, da igual su antigüedad, sólo cuenta su sabor imbatible.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar