Down 2 Earth Down 2 Earth

Álbumes

Ras G Ras GDown 2 Earth

7.5 / 10

rasg_cover

RAMP RECORDINGS

Ras G regresa a la Tierra una vez más para bendecirnos con su brevaje musical de siempre, potente y cósmico. Siguiendo el camino de sus anteriores lanzamientos con All City, Brainfeeder y Leaving Records editados en los últimos dos años –algunos de ellos bajo su alias Ras G and the Afrikan Space Program–, éste es el tercer álbum del hombre y un agradecido regreso a sus beats más simples, los del principio de su carrera, como los que están recogidos en su recopilación japonesa de 2007, “Beats Of Mind”.

Miembro esencial de la escena de Los Ángeles que ha recuperado la ciencia del beat desde mediados de la década anterior, Ras G pertenece a esa raza muy particular de productores que se mantienen honestos hacia una manera de hacer, sin importarles nada de lo que suceda a su alrededor. Una de las características que me han fascinado más de la música de Ras es su manera de fusionar la sensibilidad de los sound systems (bajos pesadísimos, el levantamiento de un muro de sonido de manera similar al que hay en las piezas de The Bug) junto con un experimentalismo a la manera de Sun Ra y una manera de pensar muy hip hop, que acaba resultando en una fórmula a la que es difícil resistirse y que es imposible encontrar en ningún otro sitio. O, dicho de una manera aún más directa, la música de Ras G es genuina, única y embriagadora.

“Down 2 Earth” condensa 21 miniaturas musicales (sólo cinco de los cortes superan por muy poco los dos minutos de duración) en los que se manifiesta a la perfección el estilo de ciencia-ficción para el gueto, siguiendo una secuencia de beats sin apenas separación entre los unos y los otros, con un desarrollo cohesionado. En los 25 minutos que dura el álbum, aproximadamente, Ras teje una colección de esbozos a través de collages sonoros, habilidad en el sampleo, procesos experimentales y ritmos adictivos que llevan al oyente de viaje. Firmemente anclado en el método analógico, “Down 2 Earth” tiene tanto de boom bap tradicional como de experimentaciones beat de la nueva escuela, y es esa línea que dibuja entre lo pasado y lo moderno lo que hace del álbum una experiencia satisfactoria. Debería llamar la atención de veteranos y noveles con la misma eficacia.

Al sostener una duración breve de los cortes y una cadencia amable, se hace difícil seleccionar algún punto especialmente fuerte o alguna flaqueza del álbum, aunque si tengo que elegir momentos memorables, lo tengo claro: “Crensahw Bus” es un riddim rabioso y encendido apaciguado por los vientos y los samples habituales en la música de Ras, mientras que “Harlem Negus Wild” y “Fatcat” son buenos ejemplos de ese sonido boom bap antes mencionado. Por su parte, “303 vs Tell-Lie-Vision” y “40 Bus” ejemplifican muy bien esa visión moderna del ritmo duro del hip hop sin perder nunca el amor de Ras por los bajos y los efectos.

“Down 2 Earth” es un viaje rompecuellos como los que ya no se hacen. Es también una aportación valiosa al catálogo de Ras G, un disco definitivamente más accesible que buena parte de su trabajo anterior. Si nunca le has escuchado, éste quizá sería el mejor punto de entrada para descubrir su mundo: es ligero, y a la vez no le falta nada de su carácter único (junto con la recopilación “Beats Of Mind”, sería la compra obligada para cubrir esa carencia). Y si ya eres fan, la verdad es que las virtudes del disco se venden solas: ahí van más beats del siglo XXI con la firma de un verdadero maestro del género.

Laurent Fintoni

Harlem Negus Wild

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar