Donkey Donkey

Álbumes

CSS CSSDonkey

7 / 10

SUBPOP / POPSTOCK!

Leo opiniones no demasiado amables con el segundo disco de Cansei de Ser Sexy. Ya no hablo de generosidad: nada hay que darle al que no lo merece. Mi veredicto es favorable a “Donkey”. Me remite a cierta manera de hacer pop en los ochenta. Cuando se dieron a conocer internacionalmente hace un par de años, CSS entraron en el saco del post-punk. Un post-punk rejuvenecido con algo de electro y un poco de lifting discotequero. Este segundo paso que acaban de dar es más simple, más llano. Dicen que han querido hacer un disco de rock a la manera de los noventa, pero yo más bien les veo recreando una fórmula típicamente ochentera: la canción y su formato, aunque no sea un prodigio de inspiración, se defenderá por encima de todo, sin recurrir a efectos, ni arreglos preciosistas, ni trucos ganadores.¿Quién dijo que CSS llegaron para salvar la escena musical? Las brasileñas (cuatro chicas) y el brasileño (un multiinstrumentista que ejerce de productor novato) como mucho te salvarán el día, lo que no es poco. “Beautiful Song” contagia su efusividad como pretenden las canciones de Helen Love, pero sin ese ritmo ramoniano ya cansino ni el pegajoso sabor a chicle. Un tanto a su favor: CSS ya suenan a CSS. Con su ingenuidad, con sus pintas de estudiantes universitarias, con sus limitaciones y con esa profesionalidad improvisada por las circunstancias (su manager se piró dejándoles una fila de acreedores a su puerta y han tenido que girar por todo el mundo para hacer frente a la deuda). En una época en la que el entretenimiento suele venderse vestido de estupidez, de irritante déjà vu o de orgulloso “horterismo”, “Donkey” propone un entretenimiento que no da vergüenza ajena. No han sido tocados por la mano de Dios para hacer uno de los discos del año, pero se les agradece (al menos yo) esa sincera vitalidad que insuflan a sus canciones. Algunas mejores ( “Rat Is Dead”, “Left Behind”, “Air Painter”) y otras peores ( “Believe Achieve”, “Jager Yoga”). Como en los ochenta. Me los creo.

César Estabiel

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar