Do This Do This

Álbumes

Dent May Dent MayDo This

7 / 10

Dent May nació y se crió en Mississippi. Su opción estética se caracteriza, pues, por la sensibilidad propia de los estados del sur: es directa, bañada en un optimismo soleado y una hospitalidad buena y añeja. De todos modos, lo que él propone no es el típico viaje al Mississippi. Antes que blues del Delta o country clásico, éste es un álbum de un pop dulzón improvisado, hecho a partir de lo que le ofrece su lugar de residencia. Este “Do It” tan proactivamente titulado es casero, impregnado de un cinismo intencionado y persigue de manera cándida el deseo de hacer pasar al público un buen rato. Estamos hablando de un ‘hazlo-tú-mismo’ a la manera del Sur Profundo.

Como cualquier otro buen sureño, la actitud de May es decididamente entusiasta. Hete aquí un muchacho que dejó la escuela de cine donde estudiaba por, según ha dicho, la frustración que le provocaba la escasez de acción que promovía el profesorado (olvidaos, por tanto, de la autocomplacencia de los típicos fracasados escolares). Es también el tipo de persona que puede editar un álbum de pop con ukelele en Paw Tracks (adecuadamente titulado “The Good Feeling Music Of Dent May & His Magnificent Ukelele”) y que funda un colectivo de creación en su “Cats Purring Dude Ranch”. Ahora, para demostrar que no es un hombre con un solo as en su manga, acaba de editar este disco auto-grabado y sin rastro de ukelele en el que toca todos los instrumentos. Muy adecuadamente, la letra del primer tema dice “when you were young, what did you fantasise your life would be? / Don’t wait for it to come, you’ve got to stand up and do your thing”. [“cuando eras joven, ¿cómo soñabas que sería tu vida? / No esperes a que todo te llegue, tienes que levantarte y hacer lo que sabes”].

El entusiasmo y el positivismo de May son infecciosos. Es difícil no disfrutar con un álbum marcado por unas armonías vocales inspiradas en The Beach Boys, unas cajas de ritmos básicas, espléndidas, y líneas melódicas pegadizas. “Fun”, por ejemplo, es una dosis adictiva de pop sintético que se completa con un solo de guitarra estridente y un chapurreo de samples. Piensa en The Magnetic Fields –siempre y cuando Stephin Merritt dejara a un lado la ironía para escribir una banda sonora para una película romántica y primaveral–. De manera muy similar, “Don’t Wait Too Long” es una rodaja entrañable de música disco nostálgica con pellizcos de psicodelia y una línea de bajo desacomplejada y funky.

Sea como sea, la entusiasmada ambición de May por alcanzar un pop conscientemente naïf tiene también sus puntos flacos. Sin la ayuda de cualquier tipo de apariencia de complejidad lírica o melódica, “Do This” es un disco que, en ocasiones, resulta crispante. “Wedding Day” roza lo inane, mientras que “Parents”, en verdad, suena como un descarte de la serie “Pugwall’s Summer”. Las comparaciones que evoca son admirables, pero May tiene miedo a empañar su pop cándido con cualquier forma de suciedad: es como Jens Lekman sin el ingenio, como Jonathan Richman sin la desarmante honestidad emocional o como Serge Gainsbourg sin la picardía. Sin esas fricciones, “Do This” se nos escurre con demasiada facilidad.

En el último tema, “Home Groan”, May canta: “ Don’t want to move to Southern California / I wasn’t really meant for LA / But New York City just ain’t my style / So this town is where I guess I will stay”. [“No quiero irme al sur de California / yo no estoy hecho para Los Ángeles / y Nueva York tampoco es mi estilo / así que esta ciudad es donde creo que seguiré”]. No puedo evitar desearle a May que sitúe sus estrategias metafóricas un poco más lejos y rompa con su zona de comodidad. “Do This” es competente, prometedor y agradable, pero ha llegado el momento de salir en busca de aventuras.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar