Diu Que No Sap Què Vol Diu Que No Sap Què Vol

Álbumes

Fred I Son Fred I SonDiu Que No Sap Què Vol

7.8 / 10

Fred I Son Diu Que No Sap Què Vol SONES

En Cataluña tiene lugar, desde hace ya un par de años, una pequeña agitación escénica en la que parece haberse perdido el miedo y el respeto a proponer indie-pop o indie-rock (o incluso post-hardcore, todo de claras influencias británicas y norteamericanas) cantado en catalán. Es un fenómeno relativamente nuevo y fresco, aún por madurar para que dé síntomas de continuidad y perseverancia más allá del viagrazo del momento, pero con una productividad y resonancia mediática que augura una salud de hierro para los años venideros. A los Mishima, Mazoni, Manel, Sanjosex, Miss Carrussel, Nisei o Els Amics De Les Arts se unen ahora Fred I Son, formación con experiencia e inquietud dentro del mapa musical autóctono nacida casi por casualidad y con buenos argumentos para convencer a los más reticentes con su debut.

La propuesta musical de la banda apenas presenta secretos o misterios. Su fórmula es tan meridiana, clara y honesta que la enumeración de las influencias, ideas y registros de los que han bebido sería interminable. Imaginemos un espectro acotado por los Yo La Tengo más poppies, sin feedback ni estridencias, por casi todo el catálogo de Sarah Records, por la vertiente más activa del Donosti Sound y por algunos registros más ochentenos de filiación indie-pop, de The Go-Betweens a Pale Fountains. Baja intensidad, melodías enamoradizas, temas breves, guitarras muy bien trazadas, limpias y cristalinas, estribillos bien trabajados y una base rítmica que se mueve a ese ritmo ideal que permite seguir con el pie y no caer en una madeja perezosa o excesivamente ensimismada. Canciones redondas que convierten la modestia y la sencillez en una virtud, pues se construyen desde abajo y consiguen crecer a medida que les das una oportunidad. No esperas gran cosa de ellas, y ahí es cuando te atrapan.

La propuesta general del grupo se completa con un apartado lírico que incide en esta línea de costumbrismo algo mágico y naïf que ya ha caracterizado a otras bandas coetáneas, combinando con buen gusto y letras competentes un imaginario romántico muy alejado del fatalismo o la idealización pop. Su poética es cercana, casera y entrañable, en el mejor sentido del término. Se abordan temas universales como el paso a la madurez, las sutilezas del día a día o el redescubrimiento del amor con la misma naturalidad con la que su música esculpe algo parecido a un resumen sin pretensiones de los puntos clave del indie-pop contemporáneo. Fred I Son saben moverse con finura en esa frontera que separa el costumbrismo ingenuo de la tontería y la repelencia poppy.

Nada grave, nada denso, nada pretencioso, nada temible, nada ofensivo, pura inocencia y languidez con vitaminas, actualización poco maquillada o aparatosa de los discos de Le Mans, “Diu Que No Sap Què Vol” apela a tardes de domingo de verano, paseos en bici, picnics urbanos, puestas de sol entre chapuzón y chapuzón o tonteos románticos a la salida del cine. Sus constantes juegos vocales entre chico y chica, una selección de arreglos precisos y melodías certeras y los meritorios textos de apoyo le dan vida, forma y emoción. ¿Quién nos hubiera dicho hace años, cuando la música cantada y escrita en catalán invocaba con primitivismo y torpeza el espíritu de Led Zepeppelin o The Doors que acabaríamos encontrando equivalentes del Donosti Sound con letras pensadas y expresadas en el idioma de Joan Laporta? Aquí se cuece algo importante.

Mario G. Sinde

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar