Dirteetv.com. The Mixtape. Mixed By DJ MK Dirteetv.com. The Mixtape. Mixed By DJ MK

Álbumes

Dizzee Rascal Dizzee RascalDirteetv.com. The Mixtape. Mixed By DJ MK

7.7 / 10

Dizzee Rascal

En los tres años que nos separan del himno “Bonkers” y de canciones sobre el triunfo, la panoja y el daiquiri como “Holiday”, Dizzee Rascal ha hecho muy poco: el filtrado de un single, “Dirtee Disco”, y un cameo en un vídeo de Shakira, de la época anterior al Mundial y al rollete con Piqué. Las pistas eran escasas para saber de sus intenciones y su paradero, pero no había motivos reales para pensar que el que fuera uno de los padrinos del grime pudiera volver por sus fueros, más allá de la coyuntura a su alrededor. Se le imaginaba pensando en su consolidada vida de pop-star –él siempre quiso ser el Jay-Z inglés, desde mucho antes de que le teloneara en Wembley, como casi todos los MCs británicos de su generación– y, acaso, en un nuevo álbum con producciones de DJs house, con tremendos drops para alborotar al personal, pero “Dirteetv.com” viene a situar el foco bajo otro centro de atención. Es una mixtape sin concesiones comerciales, sin pensar en Ibiza ni en un nuevo reloj de oro, para las calles y para el underground de siempre, para quienes recordarán su “Boy In Da Corner” como uno de los álbumes más radicales de la década pasada.

La progresión de Dizzee Rascal fue merecida y bien llevada, nunca ofensiva ni barata –y nunca estuvo lastrada por la sospecha de advenedizo, como le ocurrió a Tinie Tempah, pese a sus tremendos hitazos–, pero le había faltado en los últimos años estar más en contacto con sus orígenes, con la escena de la que emergió en 2002 cuando “I Luv U” llegó a la Tierra como un meteorito. Sobre todo porque en estos últimos años dominados mediáticamente por el dubstep, el post-dubstep y sus mutaciones, el grime se ha sabido hacer fuerte en las alcantarillas –convertidas en pestilentes cuarteles de invierno para MCs con el flow al galope y productores que aún creían en la potencia de una bassline minimalista, zumbona y apocalíptica para hacer agujeritos en el cráneo– con un renacimiento del show de radio –Ellijah & Skilliam en Rinse FM– y de la mixtape, empezando por toda la serie “Soulfood” de Trim y continuando por todo el material descargable de MCs veteranos –y MCs noveles– que inunda la red. Ahora, Dizzee Rascal demuestra que no había estado del todo ausente, y aunque “Dirteetv.com” llega con la intención de promocionar, no su ego, sino su sello Dirtee Stank, nos sitúa en un momento artístico de Dylan Mills que no vivíamos desde la edición de “Showtime” (2004).

Son 25 cortes mezclados con velocidad clínica e implacable por DJ MK y en los que Rascal rapea, hostea y reparte juego en featurings de Footsie –técnicamente, el artista franquicia de Dirtee Skank–, veteranos del grime recuperados para la causa tras sus episodios mainstream como D Double E y Kano, invitados de excepción como Example y nuevos gatos como Smurfie Syco. Las coordenadas no se negocian: rapeados al borde del espasmo, sin respiro ni estribillos, con alternancias al micro fulgurantes, con el hedor de la voz sin edulcorar llegando nítido del altavoz al oído. Aunque eso no es una sorpresa: la calidad de estos MCs nunca se ha puesto en duda, tienen los huevos pelados de tanto ir por las emisoras piratas e hincarle los dientes al micro en sus habitaciones. Lo que cohesiona de verdad la mixtape, y le confiere un estatus de gran acontecimiento, es la selección de bases, que obligan a pensar en dos consideraciones: aunque Dirtee Stank parte con desventaja en la desarrollada segunda generación del hype grime, está en condiciones de recuperar terreno; segundo, Dizzee Rascal nos ha estado escatimando cameos y proyectos paralelos de este tipo en sus días de Crystal y diamantes, desde “Maths + English” hasta hoy.

Hay incluso un control consciente de la influencia americana en este mix. Por supuesto se filtran beats que recuerdan al crunk de combate, en la onda del mejor Lil Wayne ( “Success Or Failure”), pero el tono general de la mixtape es ese sonido punzante inglés que toma prestados elementos del viejo hardcore de los 90s e incluso del gabber; bases más adornadas que las de “Boy In Da Corner”, que era pura sequedad maquinal, pero igualmente terroríficas. En el mismo principio ya cae “Guts N’ Glory”, invadida por puñaladas sintéticas como las del “Mentasm” de Joey Beltram; “Catch Me If You Can” tiene un estribillo gangsta-rap, pero la base es un desarrollo del tremendo “Pulse X” de Musical Mob, el ADN del grime; “Boy Dem About” tiene esa combinación de disparos y videojuegos que certifican el pedigrí callejero, “Beef” gasta cuerdas horrorcore y “Right Path” incluso añade sonidos de gremlin en la mejor tradición de Terror Danjah. Es un escupitajo prolongado que eleva los niveles de adrenalina y la confianza de que el grime, cuando quiera volver, volverá y con una venganza. El dedo de Wiley hace tiempo que señala el camino y Dizzee Rascal lo ha mirado para darse cuenta, inmediatamente, de que apunta al cielo, otro cielo. Tonto no es.

Descarga la mixtape aquí: http://dirteetv.com/

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar