La Dimensión Desconocida La Dimensión Desconocida

Álbumes

The New Raemon The New RaemonLa Dimensión Desconocida

7.1 / 10

The New Raemon  La Dimensión Desconocida

BCORE

Delicioso y honesto, The New Raemon tal vez no es demasiado consciente de la nueva perspectiva que aporta a la concepción del cantautor –medio tradicional, medio indie– en España. Y seguramente por eso nos sigue conquistando, aunque, en esta ocasión, con su segundo largo “La Dimensión Desconocida”, sin llegar a enamorarnos del todo. Levantarse por las mañanas congeniando en un mismo espíritu un poquito de Jeremy Enigk, el que fuera “fundador” del emo con Sunny Day Real State, y otro poquito de Joan Manuel Serrat es, cuanto menos, suculento. Homenajear, además, al pop sencillo y dulce de Simon & Garfunkel sin sonar demasiado a ninguna otra banda da como resultado un sonido encantador. Convergen en el mismo lugar el alma de trovador de Ramón Rodríguez (su nombre real) y su educación en el post-hardcore épico y emotivo de Madee, su banda principal. La grabación, una vez más, de Santi García y sus Ultramarinos Costa Brava y la compañía de viejos conocidos en la instrumentación (los Ricky Falkner y Ricky Lavado, bajista y baterista de Standstill respectivamente, entre otros) convierten la cosa en una animada y variopinta pugna entre el disco de cantautor y el de rock, como ya le sucediera, con similares compañías y en su reciente Vale Oso”, a Jeremy Enigk, ídolo y espejo del propio Raemon.

En este caso, sin embargo, la apuesta por una instrumentación mayor y un sonido más de banda que de cantautor es un paso atrás respecto al brillantísimo debut de The New Raemon en “A Propósito De Garfunkel”, cuya desnudez tanto lírica como sonora arrollaba y arrullaba con temazo tras temazo y muchas lágrimas y algunas sonrisas. En “La Dimensión Desconocida” estamos más bien ante casi temazos, casi lágrimas, casi sonrisas. Ejemplo de ello es que la mejor canción del disco es una –innecesaria– grabación en directo de “Sucedáneos”, formidable pista que ya había sido comercializada en el EP “La Invasión De Los Ultracuerpos” y que sirvió de puente entre los dos discos publicados hasta la fecha por el catalán.

“La Dimensión Desconocida”, eso sí, se escucha en un periquete y deja muy buen sabor de boca, empezando por el salado de “La siesta”, de la que Raemon parece despertarse muy animado. Mucho ojo a “Estupendamente”, segunda canción del disco, pues aquí sí que reaparece el mejor Raemon con una historia de optimismo resignado y triste en el intento de superar una ruptura, “ey, repite conmigo, sí, irá estupendamente”. Resulta inquietante el sentimiento agridulce, contradictorio, que deja como poso. Aunque el disco no llega a recuperar tal brillantez, tiene recursos para no decaer, como la elevación más épica y emo, a lo Madee, de guitarras, pianos y voz en “Por Tradición” o la divertida melodía un tanto circense de “Dramón Rodríguez”. Quien no la haya escuchado antes vibrará con la sinceridad de “Sucedáneos” y, en “La Recta Final”, se agradece la guinda de la armónica más folkie, rematada en el tiempo añadido por uno de esos detalles que sólo puede firmar un cantautor que tiene hijos. Buen disco, colorido y encantador, pero no desnudo y brillante como el Raemon del debut.

Germán Aranda

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar