Delirio Específico Delirio Específico

Álbumes

Extraperlo ExtraperloDelirio Específico

7.7 / 10

Cuando Extraperlo publicaron en 2009 su debut, “Desayuno Continental”, representaron una necesaria bocanada de aire fresco en la escena musical española: Extraperlo es uno de esos grupos que hacen de nexo imposible entre ese underground que tantas alegrías nos da pero que tan poco éxito tiene y ese pop melifluo que suele llegar a las masas. Extraperlo demostraron tener sustancia desde el comienzo, con un sonido que retoma la mejor tradición de la nueva ola española de los ochenta. Con “Delirio Específico” (para el que han abandonado Mushroom Pillow en favor de Canada) el grupo da un paso más allá y experimentan con nuevas texturas cercanas a ese tropicalismo que El Guincho pusiera de moda en 2007: no en vano, el álbum está producido por Pablo Díaz-Reixa: eso sí, quien piense que este giro se debe al canario es posible que ande desencaminado, puesto que este mismo año Díaz-Reixa nos sorprendía con la producción de Los Punsetes, en la que su particular estilo no se hacía notar. En realidad, es más que probable que este cambio tenga que ver con las respectivas carreras en solitario de alguno de los miembros de Extraperlo durante estos años: Alba Blasi se pasaba al witch-house ibérico de la mano de Granit, Borja Rosal y Aleix Clavera ha estado acompañando a El Guincho de gira en los últimos meses y Cacho Salvador forma parte de ese prometedor grupo que es Capitán. Todas estas experiencias se reflejan en “Delirio Específico”, mucho más consistente que su predecesor.

Otra de las novedades que saltan a primera vista tras escuchar “Delirio Específico” es su inmediatez: las canciones, más cortas, entran sin sobresaltos ni esfuerzos. De hecho, el disco pasa como una exhalación, pero lo hace dejando muy buen sabor de boca y ganas de más: los bajos de “Resplandor”, los ecos de pop ochentero de “Modelos Blandos”, el kalise de “Viaje A Brasil” y “Saxo Azul”, los sintes de “Fina Vanidad”, hasta esa forma de cantar arrastrando las palabras y alargando las vocales hasta el infinito... todo suma, y recuerda inevitablemente a esos primeros ochenta en los que crecimos muchos. Pero el gran acierto de Extraperlo es el de dar unos nuevos aires a esos sonidos, gracias a sintes inteligentes, samples certeros y, sobre todo, gracias a unas melodías que son el imprescindible andamio para que todos los demás elementos funcionen.

Si algo viene a demostrar este “Delirio Específico” es que el pop comercial, el buen gusto y la inteligencia no están reñidos: si canciones como “Ardiente Figura” no trascienden la esfera del indie, es que algo va muy mal por estos lares.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar