El Debut El Debut Top

Álbumes

Coriolà CoriolàEl Debut

8.2 / 10

El alma mater de Coriolà, Carles Chacón, perdió su trabajo a principios de 2011 y su historia es exactamente la misma que la de tanta gente en este país: una vez en el paro, reintegrarse al mundo laboral resultaba una odisea (o, directamente, una misión imposible). En estos casos hay que tomar decisiones, y él lo que tomó fue la guitarra por el mástil y recuperó su pasión aparcada por la música y hacer canciones. Y empezaron a salir, una tras otra, hasta tener un fondo lo suficientemente amplio y conseguido como para valorar que ahí estaba ocurriendo algo interesante. Así nació Coriolà, de la necesidad y el tiempo libre, para hacerse de repente una de las propuestas más necesarias del panorama pop nacional -que canten en catalán es anecdótico y no debería importar más allá de las cuatro provincias del nordeste, como nunca ha importando en Antònia Font (RIP), Manel o Mishima-, y así ocupar el tiempo libre de quien necesite canciones melancólicas y bien vestidas, con letras poéticas maduras e inteligentes, arreglos elegantes y una conclusión positiva. Esa es la historia que transmite Chacón al fin y al cabo: de las catástrofes surgen oportunidades, y esas oportunidades dan pie a acontecimientos que hacen mejor el momento, el tiempo y el paisaje.

Tras haber luchado por consolidarse en los últimos dos años -con un segundo puesto en el concurso de maquetas Sona 9 y un primer EP editado el año pasado con el título de “L’Escalfor” que ya empezó a prepararnos a apreciar a un grupo singular-, “El Debut” de Coriolà es una realidad sólida. Se han vestido despacio porque tenían prisa, y no estamos sólo ante un puñado de canciones soleadas y optimistas -por ejemplo, “Vent i Ganivet” hace pensar en una versión en catalán de La Buena Vida-, sino ante un ejercicio de artesanía. La producción ha corrido a cargo de Miqui Puig y es limpia y detallista, todo suena en su lugar y en relieve, las guitarras folk -recuerdan a los primeros Wilco por momentos, a los de “Summerteeth”, como en “Una Vida Normal”-, los violines, la voz que deja escuchar (y entender) todas las palabras, porque las palabras tienen suma importancia en Coriolà: habla (así se autoexpresa el grupo) del mar, de aeropuertos, de perfumes de oriente, de pañuelos que se agitan al viento, de capas y espadas, de huracanes y ciudades lejanas. Hay que ser miope para ponerlos a la sombra de Manel: Coriolà estan cerca, pero se erigen con estatura propia, con argumentos tan definitivos como ‘buenas canciones de pop para oídos exquisitos’. Lo demás es complicarse la vida, y ellos sólo velan por tu felicidad.

San Miguel te trae este contenido.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar