Dead To Me Dead To Me

Álbumes

Girls Names Girls NamesDead To Me

6.8 / 10

Girls Names  Dead To Me

SLUMBERLAND

Al escuchar “Lawrence”, la primera canción de “Dead To Me”, el álbum de debut del trío de Belfast Girls Names, uno podría pensar que está ante otro de tantos grupos norteamericanos con el revival garage de baja fidelidad como seña de identidad. Pero tras una inmersión más profunda nos damos cuenta que estos chicos han mamado mucho de la tradición musical de las Islas Británicas. Se declaran confesos admiradores de Mark E. Smith (en el disco se encuentran mil y una referencias a pie de página al post-punk angular), sus guitarras recuerdan a grupos como The Pastels y The Shop Assistants, pero también se encuentra en las letras ese sentimiento trágico que transmitían en los ochenta The Smiths.

Todo ello no quita que hayan sido dos discográficas estadounidenses, primero Captured Tracks al publicar el EP “Don’t Let Me In”, y más tarde Slumberland con este trabajo que ahora nos ocupa, las que se han fijado en el talento de estos norirlandeses. El parecido con Crystal Stilts, curiosamente, compañeros de sello, se hace más que patente tanto en la canción antes comentada, como en “Bury Me” o “Seánce On A Wet Afternoon”. La voz de Cathall Cully tiene un registro oscuro y profundo, como la de sus héroes del post-punk, y las guitarras trotan por los temas con una vitalidad pasmosa, principales culpables de que el álbum se devore en un suspiro. Sus punteos en “Nothing More To Say” sirven como homenaje explícito al legado de Joy Division. Y siguiendo con la tanda de tributos, esos primeros segundos de “I Lose” suenan casi idénticos al himno de The Jesus & Mary Chain, “Just Like Honey”. Pero también hay referencias a géneros como el surf-pop en “No More Words” bajo un cierto prisma gótico y el noise-pop chatarrero de Beat Happening en “When You Cry”.

Ese gusto por las letras escabrosas que no rehuyen temas polémicos, herederas de Morrissey, Johnny Marr y compañía, se reflejan a la perfección en “Bury Me”. Canta Cully aquí: “Bury me in shallow depth / bury me upon last breath / with sincerity bury me / in naivety I will be”. Esta especie de angustia existencial ante la muerte se encuentra también en “I Could Die” y, sin ir más, lejos, también se la menciona en el propio título del álbum.

Girls Names se estrenan con un trabajo que, poniéndolo en términos modernos, no tiene ninguna canción con la que tendrás que apretar el botón next, pero tampoco se te antojará darle al repeat. El hecho de que no tenga temas memorables ni que nada sobresalga del resto no le hace un mal álbum, pero sí es cierto que las expectativas quizá estaban un tanto altas tras escuchar sus anteriores producciones. A esto hay que sumar, además, que ya hay otros grupos que les llevan bastante terreno ganado y que suenan mejor. La materia prima está, ahora falta para próximas incursiones discográficas tallarla con el pulso más firme.

Álvaro García Montoliu

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar