Day & Age Day & Age

Álbumes

The Killers The KillersDay & Age

7.7 / 10

The Killers Day & AgeISLAND / UNIVERSAL

Lo mejor del cuarto disco de The Killers es el envoltorio: ilustraciones del británico Paul Normansell a medio camino del mosaico y el puntillismo, que utilizan retratos importados del papel cuché –gente guapa e interesante, faltaría más– a modo de plantilla. ¿Lo de dentro? Pues mucho menos brillante que lo de fuera, para qué engañarnos. Un expolio de ideas del que no se salva ni la sesión fotográfica. Seguro que a Erik Weiss ya no le sorprende recibir cartas del gabinete jurídico de Anton Corbijn.

Para que no decaiga, seguimos con lo bueno. "Spaceman" es la mejor canción del lote, una pieza llena de energía que recuerda al magistral trabajo melódico de New Order. O de Monaco, que tampoco hay que volverse locos. "Neon Tiger" es otro buen momento, una composición de trazas clásicas en la luce todo el potencial interpretativo de Brandon Flowers. "Human", el primer sencillo del álbum, es una canción tan tontorrona como su estribillo y cumple su función de enganche con creces, aunque los singles de Mansun molaban más.

En cuanto al resto, pues qué quieren que les diga. "Joy Ride" es un desvaído vestigio de "Hot Fuss" (Island, 04), "A Dustland Fairytale" una mala digestión de pretensiones, "Losing Touch" un ejercicio de estilo ochentero que no lleva a ninguna parte. Aún así, conviene aguantar hasta el final y escuchar "Goodnight, Travel Well", siete minutos que ilustran a la perfección el sueño húmedo de Flowers: grandes estadios llenos de fans que le aclaman como el nuevo Bono, como el nuevo David Byrne, como el nuevo Bowie… Despierta, Brandon, despierta… Ya pasó, ya…

César Luquero

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar