Dance Mother Dance Mother

Álbumes

Telepathe TelepatheDance Mother

7 / 10

Telepathe  Dance Mother IAMSOUND / NUEVOS MEDIOS

Se le denomina vanguardia a la primera fila del cuerpo armado que se posiciona al frente en la guerra. A los soldados que se encuentran posicionados ante un vacío por recorrer. Hay artistas que, asemejándose a ellos, aceptan el reto y se encaran a ese vacío que perfila un futuro hipotético, una senda que les conduce más allá de las dimensiones conocidas. En el espacio del MySpace de Telepathe donde dice “Suena como” ellas escriben “Futuro”. Ahí es nada.

Después de publicar varios singles y dos epés, “Sinister Militia” y “Chrome’s on It”, David Sitek ( TV on the Radio) quiso producir el primer largo del joven dúo de Brooklyn, formado por Busy Ganges y Melissa Livaudais, candidatas válidas para convertirse en el hype del año. La espectación que ha generado este debut se debe a una apuesta, en realidad, segura: los sintetizadores, que juegan un papel fundamental, arman composiciones casi drónicas, que dan pie a una psicodélia sencilla, a estribillos alterados, tiempos sincopados y un pop que, a pesar de verse inmerso en un acabado más arriesgado, sigue siendo el hilo conductor. Aunque ambas se declaran seguidoras del hip hop old school y de Lil Wayne, quien busque cualquier atisbo de esto no lo va a encontrar a primera vista, pero es cierto que a pesar de los sintes y el pop, el sonido de Telepathe se aleja de los ambientes románticos: bajo las capas armónicas y plásticas, lo que se descubren son imágenes urbanas.

“So Fine” irrumpe con energía pura una buena presentación en sociedad de lo que ha de venir, una puerta abierta a un imaginario actualizado, que se materializa en “Devil’s Trident”, el que será el primer single, que se sustenta en ritmos más bailables que el resto de su repertorio. A partir de “In Your Line” el recorrido toma un cariz no tan expuesto a la luz, sinó más introspectivo, ora extraño y robótico ( “Lights Go Down”), ora melódico y azucarado( “Can’t Stand It”) para acabar con “Drugged”, tema que planea el descenso que nos deja de nuevo tocando con los pies en el suelo.

Un viaje singular que, más que del futuro, es fruto del presente, sin que ello lo haga desmerecer, y que despierta la curiosidad y las ganas de ver cómo se desenvuelve en directo.

Eli Úbeda

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar