DJ Kicks DJ Kicks Top

Álbumes

Maceo Plex Maceo PlexDJ Kicks

8.2 / 10

En el momento en el que se edita por fin este “DJ Kicks”, la imagen pública de Maceo Plex está levemente dañada. Su intento de diss contra Nina Kraviz, acusando públicamente a la productora rusa de vender su imagen de tía buenorra para obtener una plaza de relevancia en el tablero del tech-house, en realidad se le volvió en contra. Tras la respuesta contundente de Kraviz –que, en efecto, está como un tren, pero también es una verdadera apasionada del deep house con una discoteca envidiable y una técnica a los platos depurada, y lo sexy no quita lo valiente–, la trifulca se decantó del lado de la acusada y finalmente Maceo Plex quedó como un sexista rabioso y tuvo que recular, pedir disculpas para, acto seguido, volver a su cueva, que actualmente es un piso en Barcelona. Fue una pena que el productor texano de origen se dejara llevar por el impulso y la lengua floja, porque no necesitaba hacerlo y no midió bien la dirección de sus dardos, y sobre todo porque alguien de su prestigio no tiene por qué meterse en esos charcos cual Mourinho del techno. Su currículum es envidiable: Eric Estornel –su nombre real– ha pasado por sellos de tanta solera Modern Love (cuando usaba el alias Mariel Ito y estaba en la misma onda neo-Detroit de Claro Intelecto, Bitstream y Pendle Coven), Morris Audio, Treibstoff (en su época como Maetrik) y ahora en Crosstown Rebels, elevando el listón de decaído sello de Damian Lazarus. Su sonido siempre ha sido elegante y sencillo como un traje Armani, tan suave al oído como la seda al tacto.

La prueba de que Estornel / Maceo está en un momento dulce es su inclusión en el planning de primavera de !K7 para firmar el “DJ Kicks” de abril-mayo, sin duda el más importante de la temporada en el sello alemán –el año pasado este honor, recuérdese, recayó en Maya Jane Coles–. Luego llegó la polémica con Kraviz, quien sabe si para hacer ruido antes de la publicación, o por torpeza, algo que no beneficiaría en nada al disco porque este mix se defiende solo con argumentos puramente musicales: una selección excelente y unas transiciones sin fricciones, en lo que es, sin lugar a dudas, la mixtape tech-house más elegante de los últimos meses. Su desarrollo es tan simple como efectivo: comenzar con amplitud y pausa para ir creciendo con una paciencia bíblica e ir subiendo, escalón a escalón, picos de intensidad que conducen a un clímax y una distensión final. Quien se pirre por el sonido más cósmico del revival Detroit tiene una puerta de entrada perfecta con “Spatial Lobe” (Mosters From ID) y un primer momento orgásmico con uno de esos clásicos de culto de finales de los 90, “Evaluation” (original de Carl Finlow bajo el alias Voice Stealer en 1997 en el efímero sello Subvert; todo lo que hizo después como Random Factor en 20:20 Vision sigue siendo caviar), momento este que abrió la puerta a la llegada del neo-electro melódico al estilo de Metamatics o Clatterbox en forma de los primeros maxis de Claro Intelecto en Ai Records. Podría parecer que a partir de aquí, de “Evaluation”, todo es cuesta abajo, pero Maceo Plex mantiene el pulso constante con la receta más simple: envolturas magnas de sintes sinuosos, un beat discreto pero permanente, bleeps, ráfagas ácidas y crema con firmas conocidas (Move D y “Sandman”, Matthias Schäffhauser y su mítico “Nice to Meet You”, ambos en edit especial del propio Maceo), otras olvidadas (en serio, ¿alguien se acuerda de verdad de Jaydee, y no de “Plastic Dreams”, sino de “Payback”, o de Turner, incluso remezclado por Schneider TM?) y la mayoría excavadas de lo más recóndito y raro de su colección de discos. Pero sea lo que sea, siempre ocurre lo mismo cuando se escucha el resultado final: movimientos sobrios de cuello y golpeteo del pie contra el suelo, ojos que se entrecierran y la piel de gallina. Una imagen cercana a lo sublime, música que se filtra por la piel antes que por los oídos. Gracias, Eric. Te lo perdonamos todo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar