Crown Of Thorns Crown Of Thorns

Álbumes

Rakaa Iriscience Rakaa IriscienceCrown Of Thorns

7.5 / 10

Rakaa Iriscience, Crown Of ThornsDECON RECORDS

No deja ser revelador que los debuts en solitario de Evidence y Rakaa Iriscience hayan mejorado con creces el bagaje reciente de Dilated Peoples –pienso sobre todo en “20/20” y “The Release Party”, los dos últimos lanzamientos oficiales de la banda que ambos lideran junto a DJ Babu–. La reciente gira europea del combo californiano confirma que entre sus miembros no hay fisuras ni mal rollo visible, pero escuchándoles por separado también queda claro que el grupo necesitaba un descanso y expandir sus vías y posibilidades fuera de su propio círculo. Sin bajar nunca a los infiernos de la mediocridad o el desatino, pero con síntomas claros de repetición y estancamiento, sus últimos pasos evidenciaban agotamiento creativo e incluso personal que se tradujo en una pérdida manifiesta de relevancia e impacto en su propio territorio, el del underground ortodoxo de inspiración 90s.

A ese desgaste puso remedio, aunque fuera un parche temporal, el frondoso y ambicioso “Weatherman LP”, la puesta de largo de Evidence, infravalorado ejercicio de cambio y madurez del MC y productor que contenía un mínimo de siete himnos memorables y que, por desgracia, pasó desapercibido en el circuito hip hop, más pendiente de otros menesteres y fórmulas que de la evolución al alza como beatmaker del angelino. El disco no solo contenía un sonido fascinante, sino que además las letras de Evidence nos mostraban a un rapper herido, en pleno drama existencial, que firmaba los que probablemente sean sus mejores textos hasta la fecha. Y ahora no nos vamos a engañar: “Crown Of Thorns”, opera prima de Rakaa Iriscience, que le ha llevado un par de años de trabajo continuado en el estudio, va camino de correr la misma (mala) suerte que la de su amigo y compañero. El conglomerado de beats gordos, loops minimalistas y rimas combativas y de cierta preocupación social y política que propone Rakaa no es la moneda de cambio actual en el panorama hip hop, incluso me atrevería a decir que ni tan siquiera en el propio circuito indie, más fascinado estos últimos meses con la crudeza callejera de Roc Marciano, la personalidad de Fashawn o el post-dillismo vía Black Milk.

El clasicismo militante de “Crown Of Thorns” es intachable, aunque personalmente creo que palidece en la comparativa con “Weatherman LP”, que era un disco más regular, inspirado y rotundo. El problema con el debut de Rakaa Iriscience tiene nombres y apellidos y está totalmente localizado. Para empezar, se confirma, una vez más, que DJ Babu no es un productor brillante y que la MPC no es lo suyo. Suyos son dos temas cien por cien desechables. Sumemos la algo ridícula “Mezcal”, imagino que un guiño a sus fans mexicanos, y la innecesaria “Rosetta Stone Groove (Universal Language)”, y tendremos los motivos por los que el álbum no apunta más alto en la nota y la valoración. Hay una explícita descompensación entre los highlights del recorrido – “Delilah”, “Aces High”, “Crown Of Thorns” y “Mean Streak”, cuatro himnos que justifican por sí mismos que el fan pase por caja– y los bajones ya citados. Quizás esa sensación de desequilibrio, de disco que arranca alto, sufre unos cuantos minutos de desconexión y vuelve a subir en la recta final, se acentúa cuando presientes el esfuerzo volcado en la confección del material. Cuando juntas a The Alchemist, Exile, El-P, Illmind, Evidence, Oh No o Sid Roams en un mismo proyecto solo puedes aspirar a la excelencia, de ahí la sensación de ligera decepción que le queda a uno tras la escucha.

En la comparativa con el debut de Evidence también sale perdiendo el contenido lírico. Históricamente se ha cometido el error dentro de la crítica hip hop de sobrevalorar el concepto de conscious rapper, dando por sentado que unas letras con mensaje y discurso siempre tendrían más valor de por sí que otras más frívolas e intrascendentes. Pero la crónica rap va llena de MCs superdotados que en sus letras no traían mensaje, tan solo homenaje al lenguaje: Biggie, Jay-Z, Ice Cube, Scarface o el primer Nas eran poetas de calle, capaces de convertir un relato rutinario de un día vendiendo crack en la esquina del barrio en toda una proeza de léxico, rítmica y capacidad evocadora. Rakaa Iriscience es un rapper digno y más que correcto, pero cuando entra de lleno en asuntos de cierto calado político e ideológico la verdad es que pierde muchos enteros, pues su discurso se vuelve tópico, previsible y algo ingenuo. En ese sentido, Evidence siempre se ha caracterizado por una fórmula más introspectiva y atormentada que ha repercutido positivamente en un crecimiento como letrista que con el tiempo le ha hecho destacar en el seno de Dilated Peoples.

¿Aporta algo, pues, “Crown Of Thorns” al mercado hip hop de hoy en día? Pues sí. Sin ir más lejos, cuatro o cinco canciones supremas, un single redondo ( “Delilah” es excelsa, hay que insistir en ello) y, en líneas generales, un sonido consistente y concienzudamente fiel a lo que se podía esperar de su autor. Pero también aporta un poco más de sustancia, cuerpo y peso específico a la siempre fiable escena underground californiana, últimamente algo apagada y desangelada, y un nuevo título que añadir a la cosecha de discos correctos y apetecibles para el aficionado retro, que verá recompensada su inversión con toda seguridad. Quien busque revoluciones, cambios de rumbo, solemnidad o proyección más allá del fervor purista que pregunte por Big Boi, The Roots o Kid Cudi. Cada loco con su tema. David BrocRakaa Iriscience - Delilah (Prod Evidence) (2010)

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar