Crave Crave

Álbumes

GD Luxxe GD LuxxeCrave

8 / 10

GD Luxxe Crave ANGELIKA KOEHLERMANN / DENSE

Nuevo disco del veterano artista vienés que sigue afortunadamente inmune a los vaivenes de la moda. Porque, bueno, a nosotros nos gusta devorar música buscando siempre algo nuevo, algo fresco, pero eso no quiere decir que todos los artistas anden metidos en esa carrera sin final. Está bien que haya todavía gente como Gerhard Potuznik, con 20 años de carrera –de Io o Maeuse a Chicks On Speed-, que guarda para su alias GDLuxxe lo mejor de su amor por los ochenta del synth pop, la melancolía hecha melodía y las cajas de ritmos. “Crave” son once canciones en poco más de cuarenta minutos. Un disco de los de toda la vida hecho por canciones y uniforme, lo que no equivale a decir que sea monótono. Porque a decir verdad, “Compulsion” es para fans de Depeche Mode, ya que es una versión de la canción que daba título a un EP que editó hace unos cuantos años Martin L.Gore, “Diggin” está cerca del mainstream funk de los ochenta –por no decir Prince-, “Remain” conecta con la parte blues de Suicide, colabora Miss Le Bomb y “Over” tiene su deuda con Pet Shop Boys. Un catálogo que deja claros los extremos más reconocibles, pero que dejaría fuera toda la esencia del disco. Esa música ya atemporal que puede enganchar vía nostalgia a los que vivieron aquellos años y también a alguien que simplemente le guste ese sonido y espere encontrar canciones que le emocionen, por encima de otra cosa.Nada desentona; no hay ninguna concesión “a lo de ahora” y las letras, contagiadas de esa épica gótica, tampoco. Y eso que el álbum reúne composiciones recientes y también material antiguo tocado en su recientemente reconstruido estudio de grabación. Todo va como la seda, pero eso sí, dentro de una estética absolutamente definida. O lo tomas o lo dejas. A.R.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar