Copenhagen Dreams OST Copenhagen Dreams OST

Álbumes

Jóhann Jóhannsson Jóhann JóhannssonCopenhagen Dreams OST

7.6 / 10

En el recorrido natural de muchos compositores neoclásicos, la banda sonora se acaba convirtiendo en el banco de pruebas más cómodo y productivo. Más allá de su carácter puramente alimenticio –son obras de encargo, y como tales están bien pagadas–, la confección de soundtracks para películas o documentales supone un magnífico territorio de exploración que permite a los autores moverse bajo coordenadas creativas muy diversas y que les ayuda, también, a trabajar bajo presión y a un ritmo más exigente. En el caso del islandés Jóhann Jóhannsson esto ha quedado más que patente en los últimos tres años: tres bandas sonoras casi consecutivas – And In The Endless Pause There Came The Sound Of Bees”, “The Miner’s Hymns y la recién salida del horno “Copenhagen Dreams”– dejan claro su interés por este campo de batalla y, a su vez, permiten que el compositor se muestra más prolífico de lo que sería habitual en él si solo se concentrara en publicar discos personales.

“Copenhagen Dreams OST” pone sintonía y emociones al documental de mismo título dirigido por Max Kestner, un viaje cargado de lirismo y melancolía urbana por la esencia y las arterias de la capital danesa. Y en ella Jóhannsson busca un sonido de múltiples caras, inconsciente pero clarificador sinopsis de su discurso: en “The Leave Everything Behind”, “The Jewish Cementery On Moellegade”, “A Memorial Garden On Enghavevej”, “There’s No Harm Done” o la sublime “Here, They Used To Build Ships” se acerca a Cliff Martinez y su recreación del minimalismo sinfónico; en “They Imagine The City Growing Out Into The Ocean” o “They Had To Work It Out Between Them”, por ejemplo, recupera su mirada ambient-pop; en “She Loves To Ride The Port Ferry When It Rains” o “He Says It’s The Future” deja en manos del piano el protagonismo de la partitura, muy a la manera de Max Richter; y en “A Six-Lane Highway”, que parece un homenaje a Joe Hisaishi, o “It Will Take Some Time”, la canción más accesible y pop del recorrido, redescubrimos su facilidad para dar con melodías redondas.

Esta banda sonora, además de integrar las distintas vías sonoras que definen la producción de Jóhannsson de una manera ordenada y natural, también tiene la misión y el objetivo de llegar ahí donde no llegan las imágenes del documental. Quizás por ello este sea su mejor soundtrack hasta la fecha: en sus composiciones se consigue transmitir con mucha rotundidad el efecto emocional de las secuencias que forman parte de la película y, sobre todo, de lo que quiere apuntar y reflejar su director. “Copenhagen Dreams” es un filme que se propone hablar del crecimiento, la transformación y las incertezas de la ciudad, y de cómo el entorno arquitectónico afecta a sus habitantes y sus vidas. Y este disco sabe cómo reflejarlo en sus rincones. Son piezas que beben de esa nostalgia de lo que fue y ya ha dejado de ser, de los cambios estructurales pero también personales, y ese sentimiento está presente en todas ellas, pero también están llenas de vida y fuerza, como si no quisieran transmitir solo una imagen de tristeza y desolación urbana. La grandeza de este disco estriba, precisamente, en todo eso: su capacidad para transportarnos a la capital danesa y que nos sintamos un poco más cerca de ella.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar