De lo Concreto a lo General De lo Concreto a lo General

Álbumes

Doble Pletina Doble PletinaDe lo Concreto a lo General

7.8 / 10

De Barcelona pueden salirte bandas y DJs hasta de debajo las piedras, pero cada año siempre florece algún artista que destaca, que sobresale del resto, sin necesidad de ofrecernos algo totalmente novedoso que sea labor de visionario. Esto es lo que, sin duda, ocurre con Doble Pletina. Ya llevan un par de años siendo un secreto a voces del underground de la capital catalana (buena culpa de ello la tienen singles como “Cruzo los Dedos” o “Música Para Cerrar las Discotecas”, ambas ausentes de este álbum debut que nos ocupa), pero el boca a oreja y sus coquetos directos han provocado que se hayan convertido en una de esas formaciones cuya puesta de largo con mayor entusiasmo se esperaba. Con Laura Antolín y Marc Ribera al frente (les acompañan Cati Bestard, Jaume Cladera y Francina Rinbes) la banda se ha aprendido al dedillo los mejores trucos del indie-pop patrio noventero, deteniéndose con esmero en aquel Donosti Sound que catapultó a La Buena Vida y Le Mans ( “¿Puede Callarse Todo El Mundo?” bien podría haberse colado en el repertorio de alguno de los grupos fetiches de Elefant). Pero por encima de su sonido, elegantemente rematado por Cristian Pallejà en el estudio, lo que prevalece al escuchar “De Lo Concreto A Lo General” es un halo de ternura y sinceridad que consigue empatizar desde el primer momento con cualquiera que lo escuche.

Su discurso puede parecer pesimista, toda una declaración sonora de la frustración a la que buena parte de la nuestra sociedad se ha visto presa por esa dichosa crisis que nos impide mantenernos a flote. Sin embargo, esa cotidianeidad que transpiran sus versos (por ejemplo, la sencilla historia que nos cuenta “Dimes Y Ridetes” nos es más que familiar), donde los primeros amores se afianzan con detalles como un mero jersey ( “Rendez-Vous”, con la colaboración de Marina de Klaus & Kinski) y uno alardea de abuelo cebolleta recordando tiempos mejores ( “Parque Jurásico”), hacen de Doble Pletina unos estupendos cuentacuentos costumbristas con temas que en su gran mayoría no superan ni los tres minutos de duración. Esa contención en la duración de las canciones hacen que el álbum se escuche en un suspiro y que sus mejores números (la frágilmente sintética “Hacer Algo”, la ya conocida “Terco” y, sobre todo, ese alardeo de jota-pop con el que experimentan en “Igual O Mayor Que”) suenen como auténticas ofrendas para nuestros oídos. Las expectativas puestas sobre ellos se han cumplido, de ello no cabe duda.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar