Common Common

Álbumes

Universal Mind Control Universal Mind ControlCommon

7 / 10

Common  Universal Mind Control G.O.O.D. MUSIC / GEFFEN

La de Lonnie Rashied es una de esas carreras capaz de incomodar al más paciente. De hecho la crítica -como ha sucedido con este lanzamiento-, acostumbra a meterle varapalos con bastante más frecuencia que a otros grandes del hip hop. La razón en el fondo es que muchos se quedaron con aquella imagen honesta con la que deslumbró en “ Like Water for Chocolate”. Un rapper inteligente e insobornable que habíamos conocido a la vez que “Black Star” y las huestes de Rawkus. Por esa razón a “Electric Circus” (2002) le cayeron en su momento tantas malas críticas; se juntaba con unos petardos como The Neptunes para aportar un sabor distinto a la mezcla que le había hecho popular en compañía de ?Love de los Roots. Sólo J Dilla mantendrá labores de productor tres años después en su siguiente obra “Be”, en la que comparte labores con su nuevo amigo, Kanye West, dándole ‘alma’ y, de nuevo, el beneplácito general. Entiendo pues que se pusiera a trabajar rápido y en otra dirección tras el un poco fúnebre “Finding Forever” (2007) que pese a la música de West pasó con más pena que gloria. Entiendo que vuelva un poco al espíritu de “Electric Circus” pero con la lección aprendida. Esta vez no hace falta llenarse la cabeza con ambiciones metafísicas; sólo algo de mierda que suene fresca.De la frescura se han encargado de nuevo Chad Hugo y Pharrell Williams, produciendo siete de diez canciones. ¿Primer error? La verdad es que el sonido Neptunes –o el de N.E.R.D, me da igual- no se puede decir que sea vanguardia precisamente, pero hay que reconocer que aun da el pego si de lo que se trata es de reciclarse. Es como vestirse de colores fluorescentes, te aseguras de que la gente va a mirar. Y la verdad, con letras como “Sex 4 Sugar” además de mirar van a arquear las cejas y decir ¿qué ha pasado aquí? ¡el gentleman se ha convertido en un pimp! Y un poco de eso hay en el fondo. Es como el compañero que en la oficina es perfectamente serio, formal, simpático y eficiente pero se pasa los fines de semana poniéndose guarro con los amigotes. Commonnecesitaba sacar esa vena –que además de todo lo dicho, es muy, muy de fm y mtv- como quien se saca de dentro un diablo.Asi que estoy de acuerdo con criticar los sintes chillones, las batucadas y demás elementos característicos de los Neptunes de temas como “Announcement” o el, digamos que fallido guiño a los viejos tiempos de “Punch Drunk Love” –con West, claro-, pero poniéndolo en la balanza con las dos producidas por Mr. DJ; la obamiana “Changes” y la poppy “Everywhere” que canta Martina Topley Bird y las alegrías que pueden dar en una playlist canciones como la que titula el álbum –que además lo comienza y es single- o “Make my Day”, donde Cee Lo da el gancho vocal, la síntesis habla más de un disco de transición. Desengaño es otra palabra que se puede usar sin malicia. Common también es esto, y si no funciona, no tardará en reinventarse más de acuerdo a lo que pensamos de él. ¿No es lo que queremos?

Alberto Rahim

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar