Colours of the Sun Colours of the Sun

Álbumes

Hatchback HatchbackColours of the Sun

7 / 10

LO RECORDINGS / POPSTOCK!

Algo en el ser humano ha debido de cambiar a mejor para que sus gustos musicales evolucionen desde el lounge al cosmic disco y en política intente el aparente relevo de Bush a Obama. Es una revolución silenciosa, una mutación positiva del gusto, un punto de maduración quizás. Para describir el debut de Hatchback bien podríamos recurrir a frases sobadas como la de “es un disco para escuchar conduciendo por la costa en un atardecer de septiembre” o cualquier otra metáfora esotérica de alucinados por las islas baleares (Ibiza, como Sevilla, tiene un olor espacial). Aunque para el que escribe, que es muy de escuchar música en casa, es un disco perfecto para permanecer en segundo plano mientras se realizan tares domésticas (que las hay, muchas y distintas) –y así, le acabo de enfundar otro tópico-. Ubicaciones aparte, “Colours of the Sun” tiene ese punto alucinado y radiante que le aplica el californiano Sam Grave, pero también bebe de las fuentes nórdicas –que no han de ser tan soleadas- de las que maman Lindstrøm y la compañía de la nave cósmica: sintetizadores, baterías analógicas, pianos eléctricos, aurora boreal… Y de ahí arriba es de donde proviene la remezcla de “White Diamond”, nada más y nada menos que de Prins Thomas. Un temón más nórdico que el plumón de mi dormitorio (fácil, por otro lado) y con más capas que la foto de portada de una revista de moda. Cierto es que hay pasajes más calmos, ambientales y de una épica templada. “Horizon” , por ejemplo, es una suite de dieciséis minutos que a ratos da miedo, a ratos nostalgia. Por el contrario, “Everything Is Neu”, que lanza guiños más que evidentes al kraut rock ya desde el título, se marca unos acordes monolíticos y pesados, al más puro estilo Kraftwerk, en uno de los mejores temas del disco. Qué bonito es recuperar ese tiempo que, como el verano, se nos va.

David Pareja

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar