A Collection Of Rarities And Previously Unreleased Material A Collection Of Rarities And Previously Unreleased Material

Álbumes

John Maus John MausA Collection Of Rarities And Previously Unreleased Material

7.7 / 10

No hace ni un año que John Maus entregó aquel impresionante “We Must Become The Pitiless Censors Of Ourselves” (Upset The Rhythm, 2011) y ya está de vuelta, en esta ocasión de la mano de Domino, con un disco de rarezas y material inédito. Oportunismo, pensarán muchos. Confieso que soy la primera que arquea la ceja cuando lee lo de “caras B y rarezas” en cualquier disco, pero en este caso mis suspicacias no se corresponden con la realidad, puesto que este material inédito de John Maus no deja indiferente.

El recopilatorio lo componen dieciséis canciones compuestas entre 1999 y 2010 que transitan por distintas etapas del artista y en las que podemos ver su evolución de los sonidos más experimentales a los más oscuros y cercanos al pop nuevaolero con el que ha triunfado (al margen de que sus conciertos sean una experiencia cercana al punk). Pero si hay algo que domina sobre todo el disco es esa sensación de nihilismo, oscuridad y búsqueda de la redención a través del amor que es, sin duda, una de sus señas de identidad. Escuchar a John Maus no es una experiencia meramente hedonista (aunque algo de eso hay, por supuesto), sino que su escucha invita al recogimiento, la introspección e incluso al malrollismo: es, en efecto, un disco algo sombrío y difícil que aquí no tiene esa pátina de aparente accesibilidad de “We Must Become The Pitiless Censors Of Ourselves”. Lo que aquí tenemos es un John Maus en versión cruda, sin conservantes y con la cantidad mínima de colorantes (de gama oscura, eso sí).

Uno de los ganchos de “A Collection Of Rarities And Previously Unreleased Material” es el de poder indagar en el pasado no tan reciente de John Maus, donde encontramos sorpresas como “ Fish With Broken Dreams”, con influencias de Eno y Bowie e importantes toques de psicodelia (sí, psicodelia al más puro estilo California años 60). Tampoco deja indiferente “ I Don't Eat Human Beings”, que pese a estar compuesta en 2008, recuerda nada menos que al “Forever Young” de Alphaville: que Maus se mire en los 80s no debería sorprender a nadie ya a nadie, pero sí que lo haga en Alphaville en vez de en sonidos más rebuscados. Hasta “ Big Dumb Man”, de 2003, se refleja en grupos más oscuros como los de Bauhaus. Pero tampoco faltan, por supuesto, canciones con el sello inequívoco de Maus, como “ The Law” o el espectacular “Angel Of The Night”, que nunca antes había sido publicado.

Mención aparte merece el diseño del álbum, obra del artista Wolfang Tillmans: ya en la preventa se agotó el vinilo rosa, pero los menos fetichistas siempre pueden hacerse con el vinilo en negro o con el CD.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar