Checkmate Savage Checkmate Savage

Álbumes

Phantom Band Phantom BandCheckmate Savage

8 / 10

Phantom Band Checkmate Savage

CHEMIKAL UNDERGROUND / POPSTOCK!No es sana la manera en la que escuchamos música los que hemos hecho de esto nuestro trabajo. Cada día hay más y hay que mantener el tipo y fingir que es posible estar al día y enterarse de lo que ocurre. De esta manera, olfateas, escuchas, calibras, analizas, lo trabajas, y fuera, a otra cosa. Seguramente, dentro de un año habrás olvidado los detalles de los discos que habrías hecho tuyos si no fueras más que el fan que eras, y lo más importante, o todo te parece bien, o cada día necesitarás subidones más potentes para que algo te impresione. Aparte de que se parezca peligrosamente a otras adicciones, conlleva una pérdida de enfoque que no beneficia a nadie.

La salida de tono y la perorata vienen a cuento del álbum de debut de los escoceses Phantom Band, un grupo a medio camino entre el kraut-pop, el lo-fi, el folk confesional británico de cámara y el art-rock con ínfulas. Acaban de publicar “Checkmate Savage”, un disco inútil en 2009. Son originales en el sentido de que no siguen ninguna corriente, van a su bola, ni son actuales ni nostálgicos, y tampoco tienen una personalidad única como para marcarlos en al mapa. Se entretienen con lo que hacen. Han grabado con Paul Savage ( The Delgados) sin prisa, improvisando, dejando que la música respire, colocando aquí su composición maravillosa, y probando por allá a ver qué pasa si sólo se dejan llevar… eso tan desvirtuado de la experimentación… y les ha salido un álbum tonto, irregular, desnudo, que no va a ninguna parte, en el que se traslucen demasiado las personalidades de unos tipos que no tienen más remedio que ser buena gente de esa con la que apetece pasar un fin de semana de juergas y sofás, como tú, imperfectos, sin imposturas, humanos.

Por eso soy incapaz de recomendar este disco a nadie como persona que escribe sobre música. No se sostienen los logros con los fallos, no es una muestra de ningún estilo en concreto ni del presente ni de ningún revival de los que tocan ahora, ni da el subidón de lo inusitado; pero como antiguo fan perdido, me encanta. Al menos la mitad de las composiciones del disco valen la pena como para importunar a los amigos enseñándoselas sin pasarse de listo, y hay un par de improvisaciones kraut a las que apetece volver de vez en cuando para ver cuándo habrá un buen momento para pincharlas entre otras menudencias curiosas. “Checkmate Savage” es un disco recoleto, de esos que sacas de la estantería como una joya, que satisface a los amigos durante un rato, y que sabes que si es una joya secreta es porque no vale tanto como para ser un hito en la vida de nadie. Las cosas como son. Phantom Band no pueden ser el grupo favorito de nadie, pero sustentan el día a día. Humanos.
Jorge Obón

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar